Corbyn promete resolver el brexit con un nuevo referéndum

El líder laborista atribuye a Boris Johnson la sola responsabilidad de que no haya cumplido su promesa de sacar al país en la fecha prevista inicialmente, el 31 de octubre

27
El líder socialdemócrata, Jeremy Corbyn, durante un mitin donde presentó la campaña electoral de su partido.
Publicidad

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, prometió ayer resolver el asunto del brexit en seis meses, negociando un “acuerdo sensato” con la Unión Europea y sometiéndolo después a un referéndum popular con la opción de permanecer en el bloque.

“No es tan complicado, ¿verdad?”, declaró el socialdemócrata al presentar en Londres su manifiesto para las elecciones anticipadas del 12 de diciembre, donde promete poner “el poder y la riqueza en manos de la mayoría, y no de unos pocos”.

Atribuyó al primer ministro conservador, Boris Johnson, “la sola responsabilidad” de que este no haya cumplido su promesa de sacar ayer al Reino Unido de la UE, la fecha de salida prevista antes de que fuera prorrogada hasta el 31 de enero.

“No se puede confiar en Johnson”, dijo Corbyn, que recordó que el líder “tory”, que culpa al Parlamento por no haber podido concretar el brexit, dijo preferir “estar muerto en una zanja” que pedir a Bruselas una extensión del plazo.

Mayoría mermada

En el acto en el centro de Artes de Battersea, donde fue ovacionado por sus seguidores, el dirigente de 70 años subrayó que estas elecciones, convocadas por Johnson con la esperanza de ampliar su mermada mayoría, ofrecen “la mayor oportunidad en una generación” de transformar el Reino Unido con un verdadero Gobierno de izquierdas.

En tono optimista, prometió confrontar a “unos pocos que dirigen un sistema corrupto”, reconstruir y nacionalizar algunos servicios públicos, hacer gratuitas las matrículas universitarias y otras medidas para favorecer “al pueblo”. “¿Es pedir mucho?”, preguntó en varias ocasiones, a lo que los activistas presentes respondieron a coro: “¡No!”.

Mientras el líder revelaba el manifiesto, Momentum, la agrupación de las bases, puso en marcha un operativo para organizar al medio millón de afiliados que convierten a los laboristas en el mayor partido de Europa.

Según las circulares internas, en esta campaña “estratégica” se destinarán los máximos recursos a los 150 escaños más disputados del país y más de 5.000 personas se ocuparán durante ocho días completos de llamar a las puertas de los electores para trasladar su mensaje.