Bagdad confirma que controla la totalidad de la presa de Mosul

El Ejército contó con el apoyo de una patrulla aérea, aunque no confirmó si era estadounidense.

0

Milicianos peshmerga kurdos y fuerzas antiterroristas del Ejército iraquí expulsaron ayer a los milicianos del Estado Islámico de la estratégica presa de Mosul, según informó la televisión pública iraquí citando fuentes militares.

Un portavoz del Ejército iraquí, el teniente general Qasim Atta, explicó en declaraciones a la televisión pública iraquí que la ofensiva contó con el apoyo de una patrulla aérea conjunta, aunque no dio detalles exactos sobre si se trataba de aparatos estadounidenses.

Durante el sábado y el domingo aviones no tripulados y cazas estadounidenses bombardearon varios objetivos del Estado Islámico en apoyo a la ofensiva, liderada por los peshmerga, las fuerzas militares de la región autónoma del Kurdistán iraquí.

Fuentes iraquíes citadas por el portal ‘Iraqi News’ reconocieron que el apoyo aéreo estadounidense fue fundamental para el ataque de los peshmerga que permitió la toma de la presa de Mosul.

Sin embargo, distintas fuentes apuntaron a que aunque las fuerzas que son afines a Bagdad controlaban los edificios administrativos, aún quedaban milicianos del Estado Islámico en las dependencias para alojar a los trabajadores de la presa.

El portal informativo kurdo ‘Rudaw’, que cuenta con un corresponsal en el lugar de los hechos, informó incluso de que los yihadistas volaron un puente que comunicaba las dependencias de la presa con una montaña cercana para frenar el avance de las tropas kurdas.

“Hay una débil presencia de individuos armados del Estado Islámico al otro lado de la montaña y tienen pocas esperanzas de permanecer allí. Por eso han bombardeado el puente tras cruzarlo”, explicó un comandante de los peshmerga en declaraciones al portal ‘Rudaw’.

La presa de Mosul tiene una gran importancia a nivel estratégico ya que su destrucción anegaría la ciudad de Mosul, la cual es la segunda más poblada de Irak, y la consiguiente crecida alcanzaría inclusive Bagdad.

Objetivo

Por otra parte, las fuerzas iraquíes tenían planeado lanzar un asalto contra la ciudad de Mosul, la cual está situada en el norte del país, con la esperanza de recuperar de esta forma el control de manos de los combatientes del Estado Islámico, según señaló ayer el portavoz de la unidad antiterrorista de Irak.

“La nueva táctica de lanzar un ataque rápido rodeada de secretismo ha demostrado ser exitosa y ahora estamos decididos a seguir las nuevas tácticas de asalto con la ayuda de información de Inteligencia suministrada por los estadounidenses”, explicó el portavoz, Sabah Nouri, a Reuters. “La próxima parada será Mosul”, precisó.