Aviones turcos bombardean varias posiciones del Estado Islámico en Siria

0

Aviones militares turcos bombardearon en la madrugada de ayer a tres objetivos del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria sin llegar a cruzar la frontera, según informaron fuentes de seguridad de Turquía.

La oficina del primer ministro señaló que los bombardeos destruyó dos bases utilizadas por el Estado Islámico y otro objetivo del grupo, agregando que tres aviones ‘F-16’ despegaron de la base de Diyarbakir. Los objetivos estaban localizados cerca de la ciudad siria de Havar, ubicada al otro lado de la frontera respecto a la ciudad turca de Kilis. La operación recibió el nombre de Yalçin Nane, en honor al soldado turco muerto el jueves a causa de disparos efectuados presuntamente por la formación terrorista.

“El Estado turco está decidido a tomar todas las medidas de precaución necesarias para salvaguardar la seguridad nacional”, dijo la oficina del primer ministro a través de un comunicado, según informó el diario turco ‘Hurriyet’.

El Gobierno de Turquía ordenó inmediatamente después del ataque en el que murió el citado soldado turco el despliegue de varios aviones de combate para responder al incidente, que se saldó además con otros dos militares heridos.

Las autoridades locales atribuyeron el ataque a milicianos de Estado Islámico. Las fuerzas turcas respondieron disparando hacia el otro lado de la frontera y, según las primeras informaciones, mataron a un miliciano yihadista.

Este incidente sería el primer fuego cruzado entre el Ejército turco y Estado Islámico en la frontera y tiene lugar tras el atentado suicida perpetrado el lunes en Suruç, en el que murieron 32 personas. El ataque fue atribuido también al grupo yihadista aunque no se conoce informaciójn o comunicado oficial acerca de la autoría del ataque.

En esta misma línea, el Gobierno de Turquía autorizó a Estados Unidos a utilizar una base aérea cercana a la frontera con Siria para perpetrar ataques aéreos contra los milicianos de Estado Islámico, según avanzó fuentes militares norteamericanas al diario ‘Wall Street Journal’ y que ayer confirmaron fuentes diplomáticas turcas aceptando el acuerdo entre ambos países contra la amenaza yihadista próxima.

Desde estas instalaciones, Estados Unidos podrá enviar aeronaves tripuladas y ‘drones’ para atacar posiciones de Estado Islámico. Actualmente, las fuerzas estadounidenses lideran una ofensiva aérea en Siria e Irak contra los terroristas en la que están implicados otros países.