Aviones franceses bombardean posiciones del Estado Islámico

François Hollande afirma que los objetivos fueron destruidos y promete más operaciones.

1

El presidente francés, François Hollande, anunció que aviones de combate galos llevaron a cabo sus primeros bombardeos sobre posiciones del Estado Islámico en Irak, tal y como adelantó que ocurriría durante una rueda de prensa previa.

“Esta mañana, a las 9.40 horas, nuestros aviones Rafale han llevado a cabo un primer bombardeo contra un depósito logístico de los terroristas de (Estado Islámico) en el noreste de Irak”, precisó Hollande en un comunicado, asegurando que “el objetivo ha sido alcanzado y completamente destruido”.

El mandatario francés prometió que “otras operaciones seguirán en los próximos días”, después de que Francia decidiera “responder a la petición de las autoridades iraquíes y prestarles el apoyo aéreo necesario para combatir el terrorismo”.

Por último, Hollande indicó que “el Parlamento francés será informado la próxima semana por el primer ministro (Manuel Valls) de las condiciones del compromiso de nuestras fuerzas junto a las Fuerzas Armadas iraquíes y los (combatientes kurdos) Peshmerga para debilitar a Daech (término árabe de Estado Islámico) y restaurar la soberanía iraquí”.

Además, el presidente francés confirmó que París va a llevar a cabo bombardeos aéreos en territorio iraquí y adelantó que estos comenzarían “en un plazo corto”, en cuanto se hayan identificado “objetivos”.

“Hemos realizado vuelos de reconocimiento el lunes y hoy. En cuando hayamos identificado objetivos, actuaremos, lo que quiere decir en un plazo corto”, dijo el presidente Hollande.

“Las autoridades me pidieron una sola cosa: el apoyo de Francia a las operaciones de protección aérea”, explicó, en referencia a su visita de la semana pasada a Bagdad y Erbil, aunque dejó claro que esta colaboración se circunscribe sólo a Irak -no incluye Siria- y “no habrá tropas sobre el terreno”.

Siria

Por otro lado, cerca de mil kurdos, mujeres y niños en su mayoría, se concentraron ayer en la frontera para intentar cruzar hacia Turquía después de que Estado Islámico tomase más de 21 localidades kurdas en el norte de Siria y mantuviera asediada la ciudad de Kobane, según informaron varios testigos.

Aunque el jueves por la noche ya había 3.000 desplazados kurdos en la frontera, la cifra se redujo, si bien otros muchos estaban llegando al lugar con sus pertenencias.

“El tiempo era frío por la noche, así que muchos volvieron a sus pueblos.”, aseguró un testigo del lado turco de la frontera.

El ataque del Estado Islámico sobre la ciudad siria de mayoría kurda Ain al Arab, conocida como Kobane en kurdo, llevó a los milicianos a pedir a los jóvenes del sureste de Turquía que se unan a la lucha contra el grupo terrorista.

Los guardias fronterizos turcos, armados con fusiles, permitieron que los habitantes del lado turco del margen fronterizo lanzasen botellas de agua y bolsas de pan a los desplazados kurdos. Las autoridades de la zona estiman que entre 3.000 y 4.000 kurdos lleguen en los próximos días, bien a pie o en vehículos.