Al menos 33 muertos en un fuego intencionado en un estudio de animación

Los indicios apuntan a que el responsable hubiera acumulado viejos rencores con los estudios Kyoto Animation • El presidente reconoce que han recibido amenazas de muerte

55
Los bomberos buscan supervivientes del incendio en el edificio de los estudios de animación en Kioto.
Publicidad

Unos estudios de animación de Japón vivieron ayer una tragedia por el incendio que provocó un sujeto que llegó al lugar con la intención clara de desatar un fuego que se extendió rápidamente y causó al menos 33 muertos y decenas de heridos.

Los estudios, Kyoto Animation, se encuentran en la ciudad de Kioto, en un edificio de tres plantas que fue consumido rápidamente por las llamas que inició el sospechoso, que está detenido, con un líquido inflamable, posiblemente gasolina.

Fuentes de la policía de Kioto confirmaron a la cadena pública de televisión NHK que la cifra de muertos confirmada es de 33, lo que convierte este caso en el incendio provocado más grave en décadas.

Según dijo una fuente de los bomberos de la ciudad, además hay cerca de una treintena de heridos, algunos en estado grave. En el momento del siniestro, había unas setenta personas dentro del edificio.

Los distintos datos surgidos después del incendio apuntan a la posibilidad de que el presunto responsable hubiera acumulado viejos rencores porque supuestamente los estudios le copiaron alguna idea y decidió presentarse allí para desatar la tragedia.

Una vecina declaró que el presunto responsable, no identificado pero de 41 años, según la policía, sufrió quemaduras en los brazos y en las piernas, y cuando estaba custodiado por la policía decía que los estudios le habían “copiado” algo, y por eso actuó así.

Fuentes policiales señalaron que el sospechoso, que llevaba un tatuaje en el abdomen, admitió su culpabilidad en los hechos.

Un responsable de la compañía señaló que la empresa había recibido amenazas que no identificaron lanzadas contra uno o varios empleados desde hace un par de años, y habían puesto en caso en manos de los abogados.

cinco horas

El fuego comenzó hacia las 10.30 hora local (01.30 GMT) y no quedó extinguido hasta cinco horas después. Las imágenes de la televisión mostraron las llamas saliendo por una de las ventanas, y el humo extendiéndose por las demás y brotando de la azotea.

Uno de los testigos dijo a la agencia local Kyodo que pudo ver a varias personas “cubiertas en sangre” y que habían sufrido quemaduras “por todo su cuerpo”.

El presunto responsable fue detenido en el lugar y trasladado a un hospital.

En imágenes en redes sociales apareció tumbado en el suelo en el lugar de los hechos, con quemaduras en las piernas y custodiado por la policía.

Kyoto Animation, con unos 160 empleados, fue creada en 1981 y produce películas de cine y programas de anime para la televisión. Entre sus producciones se encuentra populares producciones como la serie “K-ON!!”, “La melancolía Haruhi Suzumiya”, y “A Silent Voice”.

NHK informó de que un dependiente de una gasolinera situada a 500 metros del edificio compró cerca de media horas de que se desatara el incendio 40 litros de gasolina que se llevó en dos bidones, pero no se ha establecido que se trate del sospechoso.