Ruinas del claustro de espera en el monasterio de El Parral Foto de Antonio Passaporte 1927 1936
Ruinas del claustro de espera en el monasterio de El Parral. / Foto de Antonio Passaporte

Llega El Parral a 1925, exhausto. Fue terrorífico el paso del siglo XIX entre sus piedras, y el primer cuarto del XX iba por igual camino. Hasta que se produce la rehabilitación de la Orden de los Jerónimos, entonces, en su modalidad masculina, a un paso de su prescripción canónica. Y con la restauración vendrán los primeros intentos de recuperar un monumento nacional que se caía a cachos. En escasamente dos años, Segovia recuperará dos emblemas de la ciudad: la torre de San Esteban, libre por fin de ataduras férreas, y El Parral.

Pincha aquí para acceder al documento íntegro.