Situada en el extremo norte de la provincia de Segovia, la villa de Fuentidueña se alza sobre un estrecho valle formado por el río Duratón, situación geográfica única que explica la importancia de este enclave durante la Edad Media. Fuentidueña ‘Señora de las Fuentes’ (fontis donna) es un precioso arca patrimonial abierto al cielo y enriquecido por las panorámicas que ofrece desde las quebradas laderas sobre las que se asienta su larga e intensa historia, historia de diferentes pueblos que han dejado su legado en edificios señoriales, defensivos, sanitarios, religiosos y una necrópolis, una historia que lamenta un expolio y que refuerza la importancia de la conservación. Prueba de ello es que su Conjunto Histórico está declarado Bien de Interés Cultural desde 2007.

SUPLEMENTO | Accede al especial ‘Villa de Fuentidueña’ pinchando aquí