image005

La compañía ha conseguido posicionarse como una de las más conocidas de su sector y de las de mayor facturación en la provincia de Segovia, desde que en el año 1956 Octaviano Palomo —fundador de la empresa que lleva su nombre— creara un pequeño negocio local en el municipio segoviano de Abades para aprovisionar de semillas y fertilizantes a los agricultores de la zona.

“Inicialmente, la empresa era un negocio local de abastecimiento de abonos fertilizantes para los agricultores de la zona que gracias a la capacidad de trabajo, al tesón y a la visión de futuro de su fundador, Octaviano Palomo del Pozo, hizo que el negocio creciera y se expandiera en la comercialización de cereales y materias primas, incluso se diversificara en otros sectores como el inmobiliario o la producción de piensos compuestos con Piensos Castilla — PIDECA— que en aquellos años sesenta y setenta del siglo pasado tuvo gran relevancia en el sector ganadero de la provincia y de la región”, explica Pedro Palomo, Consejero Delegado y director General de Octaviano Palomo.

“En el año 1986, cuando España entró en la entonces denominada Comunidad Económica Europea se produjo el punto de inflexión en el crecimiento de la compañía, iniciando la internacionalización de la empresa segoviana en un mercado cada vez más global y competitivo”, añade Palomo.

Hoy en día, esta empresa familiar segoviana es líder en su sector, tanto en el territorio regional como nacional, operando en varios continentes. Y en la actualidad, el negocio ha sido delegado con éxito en la gestión de la compañía a sus tres hijos, Lorenzo Palomo, director de Desarrollo de Negocio, Alfonso Palomo, director Comercial y Pedro Palomo, Consejero Delegado y director General.

Actividad

La actividad principal de la compañía es la comercialización de materias primas para la alimentación humana y animal: desde cereales, oleagionosas, proteginosas, aceite vegetal crudo, forrajes, etc. El sector de los cereales y las materias primas es un departamento muy globalizado, en el que los flujos de cereales se mueven de un lado a otro del planeta dependiendo de las cosechas, sus calidades, las situaciones geoestratégicas y otro sinfín de factores.

Por ello, en las modernas oficinas centrales ubicadas en la céntrica Avenida del Acueducto, un grupo de profesionales cualificados y con experiencia en comercio internacional contratan buques y cierran contratos internacionales o divisas. Así como una amplia red de agentes y joint ventures con empresas de los países con los que se comercializa, hacen que la estructura comercial de la empresa sea ágil y ligera en la toma de decisiones, lo que les convierte en muy competitivos.

Respecto a los países con los que opera Octaviano Palomo, la gran mayoría son de la Unión Europea: principalmente Francia, Repúblicas Bálticas, Rumanía, Bulgaria y otros países como Ucrania, también conocida como el granero de Europa, Rusia o Inglaterra, además de Brasil, Estados Unidos, Argentina o Suráfrica.

image004

El mercado de cereales, en la actualidad, está muy tensionado a nivel internacional, por la gran demanda de países asiáticos, sobre todo de China. Su economía está creciendo de forma importante y están restableciendo su cabaña ganadera, sobre todo de porcino, lo que conlleva compras masivas de cereales y soja. Por otro lado, las condiciones climáticas no favorables en Brasil y las condiciones de siembra en Estados Unidos están presionando los mercados al alza. Por si fuera poco, los fondos de inversión con alta liquidez están interviniendo en los mercados futuros agrícolas como Chicago CME o Francia MATIF, lo que hace que la subida de los precios sea más aguda.

También hay que resaltar, que en el ámbito de la agricultura, la compañía ha centrado todos sus objetivos en aportar valor a la cadena alimentaria, es decir, siendo proveedor a los agricultores de los imputs necesarios para producir cereales de la manera más competitiva posible.

Plan estratégico

En la actualidad, la empresa está inmersa en un plan estratégico para trazar el futuro de la compañía en los próximos años con el objetivo de continuar aportando valor en la cadena, tanto a los agricultores, como a la industria agroalimentaria.

Y todo ello, “con el compromiso a nuestra tierra, queriendo ser una empresa sostenible y moderna, con valores éticos y respetando al medio ambiente. Estamos viviendo una época apasionante, con muchos cambios, grandes retos, y muchos de ellos comunes a todo el sector, que van en la buena dirección”, asegura Palomo.

Filosofía empresarial

La filosofía empresarial se basa en los valores de la compañía “que hemos recibido de nuestro fundador y son: lo primero las personas y después la confianza recíproca con nuestros clientes; el cumplimiento de lo pactado; calidad en el servicio; una actitud crítica de nuestro trabajo; siempre trabajo en equipo; ambición —entendida como la capacidad de superación para ofrecer a nuestros clientes soluciones de valor añadido— y compromiso con la sostenibilidad, economía social y medioambiental. Por supuesto, “creemos en las relaciones a largo plazo, en tender puentes y en tejer alianzas duraderas en el tiempo”, añade Palomo.

El dato: 100.000.000€

Es la cifra de negocios correspondiente al año 2020 de Octaviano Palomo, que en la actualidad tiene una capacidad de almacenaje en Castilla y León de 140.000 Tm; una plantilla directa de 32 trabajadores, más 90 personas de empleos indirectos vinculados con la actividad. Y un volumen de negocio de 475.000 Tm, equivalentes a 19.000 camiones.

image001

Tecnología

Las nuevas tecnologías tienen gran relevancia en la empresa, ya que permiten gestionar en tiempo real miles de datos relativos a su actividad, posiciones y contratos, así como distintos tipos de calidad, etc. Por ello, están inmersos en un Plan de Digitalización que conlleva la automatización completa de todas las instalaciones, con aplicaciones de controles de movimiento y calidad.

Y en cuanto a la eficiencia energética, todas sus inversiones cuentan con el objetivo de ser sostenibles. Por ello tienen prevista la instalación de placas fotovoltaicas en Abades, Arévalo y Pancorbo, para el autoabastecimiento energético con el menor coste medioambiental.

Calidad y sostenibilidad

Para Palomo, la calidad de las materias primas con las que trabajan es importante, ya que son conscientes de que sus clientes, industrias de la alimentación animal, acuicultura, harinas panificables… necesitan la mejor calidad y sobre todo, con todas las garantías de seguridad alimentaria. En este sentido, están centrados en ajustarse a los parámetros requeridos.

Además, la empresa certifica sus actividades mediante un sistema de gestión conforme a la norma internacional ISO 22000 de inocuidad en los alimentos, garantizando la calidad de sus productos y servicios, así como un compromiso de mejora continua. Y por otro lado, en relación a los aspectos medioambientales y sociales, la compañía está certificada según el esquema voluntario ISCC basado en la Directiva Europea de Energías Renovables, RED, garantizando la trazabilidad y la sostenibilidad en la cadena de suministro.

Pedro Palomo: Consejero Delegado y director General de Octaviano Palomo

image014
Pedro Palomo

“Estamos viviendo un cambio de era, una revolución económica y digital que nos afecta a todos los sectores, también al primario. Me refiero, por ejemplo, a la tecnología en el cultivo de los cereales, a la innovación en nuevas semillas más resistentes, más ecológicas, en la elección de los fitosanitarios más adecuados, en la calidad y la trazabilidad de los cereales. Los niveles de seguridad alimentaria están en el inicio de la cadena”, comenta Pedro Palomo, Consejero Delegado y director General de Octaviano Palomo.

“Por ello, en este año de pandemia, de incertidumbre, hemos apostado por nuestro sector y nuestra empresa, iniciando un plan de crecimiento que se ha materializado en cuatro ejes vertebrados en Castilla y León: Abades, San Cristóbal de la Vega, Arévalo y Pancorbo, en Burgos, la última adquisición del grupo en la que estamos proyectando un gran centro de distribución de cereales implementando un nudo logístico con ferrocarril incluido que nos conecta con puertos del Norte de España como Bilbao, Santander o Pasajes”, añade Palomo.