Día de Castilla y León en Villalar
Varias personas disfrutan en la campa de Villalar de los Comuneros del Día de la Comunidad que ha estado marcado por el frío y la lluvia. EFE/Nacho Gallego

El presidente de las Cortes y de la Fundación Villalar, Carlos Pollán (Vox), ha apostado por reorientar la fiesta del Día de Castilla y León para que implique a las nueve provincias de la Comunidad, después de que el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, también de Vox, haya asegurado este lunes que la fiesta de Villalar no es la fiesta de Castilla y León porque ha sido «secuestrada por la izquierda».

En declaraciones a los periodistas en la capital palentina, Carlos Pollán, que decidió no asistir el sábado a los actos convocados en Villalar de los Comuneros con motivo del Día de la Comunidad, ha defendido la necesidad de «sacar» la fiesta de la localidad vallisoletana y llevarla a todas las provincias «para que se sientan identificadas con ese sentimiento de Comunidad que ahora no tienen».

En objetivo de esta medida sería, según ha explicado, darle un «verdadero» carácter de Comunidad Autónoma, si bien ha desmentido que quiera quitar o desmontar la fiesta de Villalar, si no «buscar otra orientación, pero Villalar estará ahí y ese acto de la campa el 23 de abril seguirá».

Por su parte, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, ha asegurado que la fiesta de Villalar ha sido «secuestrada por la izquierda». En declaraciones a los medios, García-Gallardo ha manifestado que la fiesta de Villalar no es la fiesta de Castilla y León, porque, en su opinión, no representa a todos los ciudadanos: «solo hay que ver las consignas que se proclaman».

El vicepresidente ha señalado al respecto que el nuevo gobierno de Castilla y León defiende y reivindica la Historia como un «elemento común» y no de división, algo que, en su opinión, no es la actual fiesta que anualmente se hace el 23 de abril en el municipio vallisoletano de Villalar de los Comuneros.

No obstante, García-Gallardo sí que ha expresado que, desde Vox, reivindican y hacen suyo el «espíritu genuino» de los comuneros, que fue rebelarse contra una subida de impuestos que consideraban injusta en su momento, entre otros motivos.