La consejera de Sanidad Verónica Casado, en rueda de prensa. / EFE
Publicidad

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha asegurado este jueves que antes de la comparecencia de ayer de los presidentes autonómicos de Madrid, Castilla-La Mancha y esta Comunidad “había un acuerdo claro sobre la delimitación perimetral” de estos tres territorios, lo que no fue refrendado después por la madrileña Isabel Díaz Ayuso.

Sin entrar en la crítica por el cambio de postura, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de Castilla y León, Casado ha dicho que “no parece que en la declaración posterior (de Ayuso) se hiciera evidente el acuerdo“.

Preguntado por esta misma cuestión, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, se ha limitado a decir que les gustaría “que las medidas fueran lo más uniformes posibles” y que cree que la actitud de Castilla y León y Castilla-La Mancha “es razonable” y “la correcta”, sin calificar la de la Comunidad de Madrid.

No somos ‘madrileñologos’“, ha planteado, convencido de que lo que hay que hacer es “trabajar de manera conjunta” porque “la gente está cansada del desconcierto y la sensación desgobierno e improvisación de tomar cada uno una medida diferente.