Las células beta pancreáticas son las que secretan la hormona de la insulina y un mal funcionamiento de estas es lo que define a la diabetes. Ahora, investigadores lograron crear un novedoso protocolo para generar este tipo de células con una ‘alta eficacia’ a partir de células pluripotentes humanas.

En concreto, este método, probado ‘in vitro’ y en ratones, permite obtener células beta pancreáticas aptas para autotransplante a partir de células humanas pluripotentes inducidas, capaces de dividirse y convertirse luego en cualquier tipo de célula.

Las células beta son fuente de la insulina, una hormona necesaria para la regulación de los niveles de glucosa en sangre. Este nuevo trabajo, liderado por el investigador español Juan Carlos Izpisúa, del Instituto Salk (California), consigue crear células beta funcionales capaces de revertir la hiperglucemia en ratones en dos semanas.