Inauguración de la Línea de Alta Velocidad Madrid Burgos
Los padres, que admitieron los hechos, fueron detenidos.

Un niño de 10 años ha huido en tren de Madrid a Ávila, como consecuencia de los malos tratos sufridos junto a su hermana de 13 años de manera habitual por parte de sus padres, que han sido detenidos por la Policía Nacional tras reconocer que es “su manera de educar”.

Los dos progenitores, que admitieron los hechos, son considerados supuestos responsables de un delito de malos tratos habituales, ya que según los testimonios de los menores, les agredidos “continuamente” con “el cinturón, con un cable del cargador y otros objetos cotidianos”.

La policía fue avisada de la llegada de un tren a Ávila desde Madrid este lunes, en el que viajaba un niño de 10 años, sin compañía y algo desorientado, tal y como informó el revisor del convoy. Cuando localizaron al menor, le trasladaron a la Comisaría Provincial, donde el niño manifestó que se había escapado de casa porque sus padres “le agreden continuamente”, tanto a él, como a su hermana de 13 años.

La Comisaría localizó a los padres, que se trasladaron a Ávila acompañados por su otra hija.

Durante la entrevista, la niña relató, igualmente y forma “espontánea”, lo mismo que su hermano, que ambos son “golpeados frecuentemente cuando no se portan bien”.