UGT y CCOO descartan que Herrera imite a Cospedal y elimine el CES

Vicente Andrés y Faustino Temprano exigen sensibilidad a Terciado porque no han sido «capaces de cerrar ni un sólo acuerdo» con la patronal desde que asumió el cargo.

Los secretarios de Acción Sindical de CCOO y UGT, Vicente Andrés y Faustino Temprano, respectivamente, descartaron ayer que el presidente de la Junta electo, Juan Vicente Herrera, se plantee acabar en Castilla y León con el Consejo Económico y Social (CES), como decidió su homóloga María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha. Los dos recordaron que el Diálogo Social ya forma parte de la cultura de la Comunidad y, además, está reconocido dentro del Estatuto de Castilla y León. De esta forma, reseñaron que en Castilla-La Mancha su eliminación sólo supondrá un ahorro del 0,07 por ciento de presupuesto, algo que «no es trascendente», pero si se acaba con una figura de participación de la sociedad civil en las políticas importantes del Gobierno.

Andrés recordó que España está muy descentralizada y en cada autonomías las políticas que se aplican son diferentes a pesar de que los dirigentes pertenezcan a un mismo partido. Aseveró que el Diálogo Social en Castilla y León está recogido en el Estatuto y forma parte de la cultura de la región porque hay «lealtad» de las organizaciones para llegar a acuerdos en beneficio de toda la región.

Temprano, por su parte, miró con preocupación hacia Castilla-La Mancha, pero señaló que en Castilla y León no piensan que Herrera vaya a planteárselo, porque sería «dinamitar» el Diálogo Social, una seña de identidad, y detrás del mismo está el CES, que ha logrado llegar a muchos acuerdos gracias al consenso.

Por último, aseguró que Herrera, durante la campaña electoral, «ha hecho suyo mantener y potenciar el Diálogo Social, por lo que les gustaría que mañana, durante su investidura en las Cortes, «siga apostando por él».

Relaciones con Cecale

Por otra parte, ambos firmaron una carta remitida al presidente de Cecale, Jesús Terciado, en la que le exigen una reunión para desbloquear la negociación colectiva de la Comunidad. Además, pretende afrontar con la patronal el nuevo marco regulatorio «impuesto» por el Gobierno para evitar una desregulación del mercado y la indefensión jurídica de los trabajadores por su apuesta por los convenios de empresa.

De esta forma, anunciaron que en estos momentos están pendientes de negociar en la Comunidad 316 convenios que afectan a 148.069 trabajadores. Al respecto exigieron la sensibilidad de Jesús Terciado, porque denunciaron que no han sido capaces de cerrar un acuerdo con la patronal desde que asumió el cargo.