ugt ccoo luis tudanca
El secretario general del PSOECyL y candidato a la Presidencia de la Junta, Luis Tudanca, y los secretarios general de UGT y CCOO en Castilla y León, Faustino Temprano y Vicente Andrés, durate la reunión de trabajo hoy en Valladolid. / EFE - JOSÉ C. CASTILLO

Un cambio del modelo productivo en Castilla y León, necesario después de 35 años de las «mismas políticas» y con la oportunidad que representan la llegada de los fondos europeos de recuperación, han propuesto los sindicatos UGT y CC.OO ante las próximas elecciones al parlamento autonómico.

«No era este el momento de convocar elecciones (el próximo 13 de febrero) cuando el resto de las comunidades autónomas trabajan para aprovechar los fondos europeos. Para eso se necesitan unos presupuestos que en el caso de Castilla y León, como muy tarde, estarían durante el segundo semestre de este año», ha analizado el secretario regional de la UGT, Faustino Temprano.

Mientras otras comunidades ya preparan el destino de estos fondos, en Castilla y León «vamos a llevar seis meses de pérdida y que nos aventajarán», ha reflexionado este jueves en Valladolid durante una rueda de prensa en la que ha comparecido junto a los líderes autonómicos de CC.OO, Vicente Andrés, y del PSOE, Luis Tudanca.

La despoblación y la cohesión social y territorial son, en opinión de Temprano, dos de los «graves problemas» que aquejan a Castilla y León «desde hace 35 años», y que podrían subsanarse mediante el cambio de un modelo productivo que facilitarían las ayudas de la UE para la recuperación.

«Es necesario también una mayor potenciación de la industria porque no podemos depender sólo del sector de servicios y del turismo», ha insistido antes de exigir una mayor implicación de la Junta de Castilla y León en el reto de la digitalización, y de encomiar la trascendencia del Diálogo Social para poder avanzar.

Para todo ello, el líder de la UGT ha reclamado la firma de «pactos de comunidad que no sean sólo de legislatura» sino de mayor alcance, con el fin de facilitar «un nuevo diseño de políticas sociales, políticas y económicas» que requieren «altura de miras y un cambio en todos los sentidos», ha apostillado.

En la misma línea, el secretario regional de CC.OO, Vicente Andrés, se ha referido a las elecciones autonómicas como la «gran oportunidad para cambiar el actual modelo productivo», por lo cual se ha mostrado partidario de «concienciar a la gente» de que «hay que ir a votar».

Los pilares del Estado de Bienestar, entre lo que ha mencionado la sanidad, educación y servicios sociales, «se dirimen aquí, son de presupuestos autonómicos: que la gente sepa que nos jugamos mucho en servicios, empleo y economía», ha agregado Andrés antes de abogar por un cambio de modelo también basado en un pacto por la sanidad, en la mejora de salarios y en la fortaleza del Diálogo Social.

El representante de CC.OO ha pedido que durante una de las primeras sesiones parlamentarias de la nueva legislatura (2022-2026) sea aprobada una declaración institucional por parte de «todos los partidos» para apostar «por la vía democrática, la igualdad entre hombres y mujeres, y retomar la tramitación de la ley pactada sobre violencia de género», ahora «embarrancada» por las elecciones.

Todas estas propuestas y más, entre ellas la creación de una red autonómica de cercanías, figuran en el centenar de propuestas que ambos sindicatos han pedido a los partidos políticos que concurren a las elecciones autonómicas, y que este jueves han expuesto ante el secretario regional del PSOE, Luis Tudanca.

La primera decisión que adoptará Tudanca, en caso de llegar a ser presidente de Castilla y León, será la puesta en marcha de un plan de recuperación y resiliencia «propio» para afrontar las «transformaciones necesarias, urgentes, para revertir las tendencias que durante 35 años nos han llevado a la despoblación».

En referencia al Diálogo Social, ha expresado su «respaldo absoluto» como una forma de «entendernos, de lograr mejoras y para garantizar la paz social y atraer inversiones y riquezas en un momento absolutamente decisivo, en el que nos jugamos tanto».

El PSOE y los sindicatos «compartimos una visión progresista de esta tierra y de la necesidad de un cambio«, ha resumido.