El consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez. / EFE - NACHO GALLEGO
El consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez. / EFE - NACHO GALLEGO

UGT Servicios Públicos Castilla y León ha mostrado este jueves su «enorme decepción» con la comparecencia del consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, en la comisión de Sanidad de las Cortes, que ha calificado de «tramposa y poco ambiciosa».

Según un comunicado,»no por esperable, deja de ser decepcionante oír una vez tras otra, a un consejero tras otro, las mismas promesas vagas, sin partidas económicas que las hagan más concretas y creíbles», ha indicado el secretario de sanidad de UGT, Miguel Holguín.

La organización sindical «agradece» que Vázquez no haya recurrido a la profusión de datos a los que acostumbró la anterior consejera, «con el fin de que los árboles impidieran ver el bosque».

Sin embargo, en palabras de su responsable de sanidad, «ha vuelto a caer en la venta tramposa de los mismos, sacando pecho porque en 2020 el gasto sanitario por habitante haya sido el tercero más alto de España, sin mencionar que bajamos al 6o puesto en porcentaje sobre el PIB y que el denominador de esa ecuación, los habitantes, disminuyen», apostillan desde UGT.

En cuanto a la política de recursos humanos, el consejero ha realizado una serie de promesas «tan inconclusas», según el sindicato, como un nuevo modelo de carrera profesional, que está por ver en qué se sustenta, y no ha hecho referencia a subidas salariales o al cumplimiento del acuerdo de 35 horas pero sí ha habido, advierten desde UGT, una amenaza clara sobre la movilidad forzosa de profesionales para cubrir plazas «de difícil cobertura».

En relación con «el dimensionamiento y adecuación de las plantillas orgánicas» al que se ha referido el consejero, dentro de la descripción de su Plan de Ordenación de Recursos Humanos, el responsable de sanidad de UGT ha indicado que «estamos deseando ver cómo lo van a vender como un logro propio cuando de lo que se trata es de dar cumplimiento a la Ley 20/2021 estatal que convertirá la precariedad en fraude de ley de SACYL en plantillas reales».

Para Holguín «el colmo de la comparecencia» ha sido cuando Vázquez ha señalado que no se contempla la reversión del Hospital Universitario de Burgos (HUBU), aduciendo que su gestión es más barata, porque, en palabras del responsable de sanidad de UGT, «incumple no solo el mandato de las Cortes en la anterior legislatura sino el propio sentido común que muestra el sobrecoste de la mal llamada colaboración público-privada de su gestión».