El ecoturismo o turismo de naturaleza es una de las propuestas más firmes de la Diputación de Zamora para avivar la atracción de los visitantes a la provincia este verano. Y en este objetivo sobresale una de las iniciativas más señeras, la presentada el pasado 14 de mayo: ‘Cicloturismo en Zamora‘. Se trata de un producto turístico desarrollado por el Patronato Provincial de Turismo de Zamora a través del que se ofertan cuarenta rutas ciclistas diseñadas por todas las comarcas zamoranas, con itinerarios que permiten descubrir el territorio de una manera atractiva y sencilla a través de la plataforma Wikiloc, en la que se recogen los tracks, imágenes y textos explicativos, con la intención de que puedan ser utilizados tanto por empresas, operadores turísticos, consorcios y entidades del ocio, como por usuarios de la bicicleta, ofreciendo una oportunidad para aportar valor y generar oportunidades de negocio en al ámbito del cicloturismo.

Todas las rutas están respaldadas por un sistema de geoposicionamiento, y engloban 1.700 kilómetros de senderos de todo tipo de dificultad, con 850 kilómetros homologados, por 153 localidades y la plataforma ofrece 1.600 fotografías y 700 enlaces en cuatro idiomas. Las rutas abarcan, entre otros ámbitos, el transfronterizo, parques naturales, micología, ornitología, arqueología, observación de animales y etnografía.

Rutas de diversa dificultad

Destacan, entre otras, la Ruta por la Tierra del Pan (Roales y Valcabado), de 20,55 kilómetros; la de la Tierra del Vino (Morales del Vino, Arcenillas y Villaralbo), de 30,64 kilómetros; la del Duero Aguas Arriba (Ribera del Duero, Villaralbo y su fértil vega), de 27,12 kilómetros; la de las Riberas (flora y fauna por el Duero y Valderaduey), de 31,61 kilómetros; la de la Vía de la Plata (Barrios de Cabañales, San Frontis y Morales de Vino), de 24,79 kilómetros; y la del Duero Aguas Abajo (Carrascal, su arqueología y sus miradores), de 23,67 kilómetros.

Todos los mencionados son recorridos considerados fáciles. Entre los de dificultad media destacan la Ruta del gran meandro del Duero (Fermoselle – Pinilla – Fornillos), de 22,5 kilómetros; la de La Calzada Mirandesa, de 59,56 kilómetros; la de los Miradores de Sayago (Villadepera – Villardiegua de la Ribera), de 47,53 kilómetros; y la de Los cañones del Tormes (Fermoselle – La Cicutina – Almendra – Presa de Almendra), de 38,16 kilómetros.

Más dificultosa es la de Los cañones del Tormes (Fermoselle – La Cicutina – Almendra – Presa de Almendra), de 76.67 kilómetros o La Reina de la Alta Sanabria, de 88,78 kilómetros, la de la Sierra de la Culebra (208,5 kilómetros) y la de La Raya (47,59 kilómetros).

Muchos de estos parajes y localidades figuran también en las cinco rutas a pie por la provincia que aglutinan todos los encantos de esta tierra. Estas son: la Ruta de la Montaña, la de la Culebra, la de la Plata, la del Duero y la Arqueológica.

Ruta de la Montaña

Esta ruta discurre por la comarca más accidentada y abrupta de la provincia de Zamora, Sanabria-Carballeda, donde se encuentra el Parque Natural del Lago de Sanabria y Peña Trevinca, en la sierra de Segundera, el pico más alto de la provincia, con 2.127m de altitud. Los amantes de la naturaleza conocerán un rico escenario natural practicando todo tipo de actividades de turismo rural y activo: senderismo, rutas ecuestres, mountain bike, observación de aves y flora…

¿Qué visitar en esta ruta? Desde Puebla de Sanabria hasta las cascadas del pintoresco pueblo de Sotillo pasando por Ribadelago Nuevo y Viejo o Requejo, el punto de partida hacia el Bosque de Tejedelo. Cervantes de Sanabria, Robledo, Mombuey… las propuestas son numerosas.

Ruta de la Culebra

La Reserva Regional de caza de la Sierra de la Culebra es el espacio natural que sirve de guía en este recorrido para adentrarse en las comarcas de la Carballeda por un lado y Tábara, Alba y Aliste por otro. Aquí se puede ver desde la cuna de León Felipe (Tábara) hasta el bello paraje natural Riomanzanas o los molinos tradicionales de Nuez y Sejas de Aliste pasando por el centro alfarero de Moveros,Ricobayo o Villalcampo, lugar de confluencia del río Esla y Duero.

Ruta de La Plata

El trazado de la antigua calzada romana de Mérida a Astorga coincide con lo que a lo largo de la historia se conoció como Vía de la Plata. La Ruta de la Plata atraviesa de sur a norte la provincia de Zamora. Un camino que también sirvió de itinerario a Cañadas Reales.

Para no perderse en este recorrido Villafáfila, Villarrín de Campos y Otero de Sariegos. Son los términos municipales que acogen la Reserva Regional de Caza de las Lagunas de Villafáfila, complejo lagunar donde pasan el invierno miles de aves migratorias. Villalpando y Benavente forman parte también de este singular recorrido.

Ruta del Duero

El Duero hace su entrada en la provincia por el este, en las fértiles tierras de Toro, atraviesa la ciudad de Zamora para encañonarse posteriormente en las graníticas tierras de Sayago. Los viñedos son los fieles compañeros del río a lo largo de todo su trayecto.

Los excursionistas que realicen este recorrido pueden disfrutar, además de la ciudad de Toro y de la capital de la provincia, de enclaves próximos como Arcenillas, Casaseca de Las Chanas, Pereruela, Fermoselle y, por supuesto, Arribes del Duero (Fariza, Cozcurrita, Pinilla de Fermoselle, Villardiegua de la Ribera, todos estos municipios disponen de espectaculares vistas y miradores sobre el cañón del río Duero) y su crucero ambiental.

Ruta arqueológica

Esta ruta discurre por la bellísima y fértil comarca de Los Valles que atesora junto a sus verdes huertas un patrimonio arqueológico de primer orden donde aulas y yacimientos se reparten por toda la sierra de Carpurias.

Aquí es posible visitar las aulas arqueológicas en Manganeses de la Polvorosa (recrea la existencia de dicho emplazamiento desde el siglo VII hasta la época romana), las tradicionales fuentes romanas de San Pedro de la Viña o los sepulcros megalíticos de Las Peñezuelas y San Adrián, en Granucillo de Vidriales. Es solo un aperitivo de lo que les espera a los turistas que busquen naturaleza y también arqueología.