Tudanca: “Si acaban con la sanidad, acabarán con los pueblos”

El líder del PSOE cree que si el servicio sufre recortes, agravará el problema demográfico

51
El secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca (i). / europa press
Publicidad

El secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, se mostró ayer nuevamente contrario a la reforma sanitaria defendida por el Gobierno autonómico y ha asegurado que si PP y Cs “acaban con la sanidad, acabarán con los pueblos” de la Comunidad.

Tudanca remarcó que la sanidad debe percibirse como un servicio público “esencial” para el conjunto del territorio e insistió en que si sufre recortes, esto agravará el problema de la despoblación.

El líder socialista señaló, además, que el nuevo planteamiento sanitario del Gobierno autonómico empeora la prestación de la asistencia sanitaria y, ante los insultos recibidos por los populares en los últimos días, ha asegurado que el PSOE defenderá los intereses sanitarios de la población combatiendo los intentos por “desmantelar” los servicios.

Tudanca lamentó que el PP no haya hecho “absolutamente nada” para solventar algunos de los problemas sanitarios que padece el conjunto de la Comunidad y la provincia de Burgos y, así, explicó que no se ha avanzado nada en reivindicaciones históricas como las relativas a las nuevas instalaciones sanitarias de Miranda de Ebro y Aranda de Duero, así como en lo relativo al nuevo centro de salud de la capital burgalesa, ubicado en el barrio de Capiscol.

Tampoco se avanzó nada, tal y como indicó el secretario autonómico de los socialistas, para lograr la reversión del Hospital Universitario de Burgos (HUBU), a la vez que recordó que existe un compromiso por escrito para avanzar en esta cuestión.

Para Luis Tudanca, las modificaciones sanitarias que defiende el Gobierno autonómico solo responden a la pretensión de beneficiar “a los más tienen” con exenciones fiscales y remarcó que cuestiones como la eliminación del impuesto de sucesiones tienen una repercusión directa en el conjunto de la ciudadanía, en este caso en materia sanitaria.

Una repercusión que se traducirá, si la reforma planteada sale adelante, en el cierre de consultorios locales y en una pretensión del avance de la teleasistencia, cuando ni siquiera existe cobertura de Internet en muchos puntos del medio rural.

Frente a esta gestión, defendió los avances obtenidos en la provincia de Burgos en este año por el PSOE a nivel nacional y, entre ellos, destacó la liberalización de la autopista de peaje AP-1 y la continuidad en las obras en la Autovía del Duero.

Consulta Diaria

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, reconoció en León que el plan de sanidad de la Junta solo “pretende acercar la sanidad al medio rural y tener una consulta diaria”.
Igea abordó la situación de la sanidad e ironizó que “es un plan maquiavélico de la Junta”.

El vicepresidente destacó que “no es razonable” que un médico se pase 15 de las 25 horas semanales de trabajo conduciendo, por lo que ha abogado por un sistema de citación “para saber el día que va a ir gente al consultorio”.

Reconoció la necesidad de “reorganizar en áreas equidistantes” para que haya un consultorio que preste asistencia todos los días ya que “todos los ciudadanos de estas áreas rurales tienen los mismos derechos”.