tudanca manueco
Luis Tudanca y Alfonso Fernández Mañueco. / EFE

El secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, ha responsabilizado este sábado al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, de tener “un vicepresidente fascista” en el Gobierno de la Comunidad.

Tudanca ha participado en un homenaje a los ediles socialistas en el I encuentro de alcaldes y concejales de la provincia de la Valladolid que se ha celebrado en un hotel a las afueras de la ciudad, y al que también ha asistido la vicesecretaria del PSOE, Adriana Lastra.

“Claro que nos hemos sentido ofendidos porque tenemos un vicepresidente fascista por su exclusiva responsabilidad, señor Mañueco”, ha asegurado, en relación a las manifestaciones del vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, a una diputada socialista con discapacidad física, la procuradora burgalesa Noelia Rubio.

El secretario general autonómico ha afeado que Mañueco “no fuera rápido para desautorizarle” por sus palabras, que también criticaron organizaciones de atención a la discapacidad como CERMI, ASPAYM o COMCEFE, y ha asegurado que “sin verdadero propósito de enmienda, sus disculpas no sirven de nada, ni a los socialistas, ni a las mujeres, ni al colectivo LGTBI”.

En este sentido, Tudanca ha reconocido u preocupación por “esta extrema derecha envalentonada, que antes no estaba de moda” y que ahora cuenta con la complicidad de Fernández Mañueco y del Partido Popular.

El también portavoz socialista en las Cortes criticado “el mito de que la derecha gestiona mejor” y ha sostenido sus declaraciones con cifras de Castilla y León: “la Comunidad Autónoma que menos crece de toda España, la segunda con mayor inflación, donde más ha producción industrial, donde menos han subido los salarios, pero es campeona en despoblación”.

Un corolario de datos al que ha añadido el incremento en un 7% del número de asesores hasta los 47 o el aumento en un 5% de los altos cargos de la Comunidad, de las cuáles sólo una de cada tres son mujeres “porque sois dadoras de vida, pero no tenéis suficiente talento para el Gobierno de la Comunidad”, ha ironizado.

Tudanca ha concluido con el ejemplo de Noelia Frutos que ha superado todas las barreras “sin rendirse” para infundir valor en sus compañeros de partido, porque “llegan tiempos difíciles, porque aunque tengamos que enfrentarnos al primer gobierno de derecha y extrema derecha, no tenemos derecho a rendirnos, a dar ni un paso atrás, a pensar que la batalla está perdida”.

“El año que viene vamos a ganar las elecciones en Valladolid, en los municipios de la provincia y vamos a gobernar la Diputación”, ha augurado ante más de 150 cargos públicos socialistas de la provincia de Valladolid.