Tudanca pide “pensar con ambición” para combatir despoblación

El secretario general del PSOE de Castilla y León alude a la oportunidad que suponen los fondos de recuperación y resiliencia de Europa

El secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, ha pedido este sábado “pensar con ambición y sin resignación” para combatir la despoblación en la Comunidad Autónoma, un problema ante el que es necesario “hacer cosas diferentes“. El también portavoz socialista en las Cortes de Castilla y León ha propuesto como medidas la reindustrialización, el blindaje de los servicios públicos o la puesta en marcha de un plan de retorno de jóvenes talentos para que muchos de los que se han marchado puedan volver a la tierra que les vio nacer.

La igualdad de oportunidades en la educación, la modernización y transformación de la economía mediante la digitalización o el aprovechamiento del patrimonio natural, histórico y artístico de cara al turismo de interior son otros de los ejes planteados por Tudanca en declaraciones a los periodistas en Tábara (Zamora). Del mismo modo, ha aludido a la oportunidad que suponen los fondos de recuperación y resiliencia de Europa, aunque ha mostrado su temor a que “en manos de los mismos consigamos los mismos resultados y los desperdiciemos”.

Al respecto, ha recordado que no es la primera vez que llegan a Castilla y León “cantidades ingentes” de fondos, como ocurrió al entrar en la UE o con los fondos mineros, por lo que al secretario autonómico del PSOE le “aterroriza” que el resultado vuelva a ser el mismo y “volvamos a desperdiciar esta oportunidad, probablemente la última que tengamos“. El líder de los socialistas castellano y leoneses ha recordado que las proyecciones del INE apuntan a la pérdida de 240.000 habitantes en Castilla y León en los próximos quince años, pero frente a ello no se resigna y no ve la despoblación y el éxodo de los jóvenes como “una plaga bíblica inevitable”.

Ha afirmado que la pérdida de población es la consecuencia de las políticas de los últimos treinta años que han vaciado esta Comunidad Autónoma, no sólo en los pueblos, sino también en las ciudades “lo que parecía imposible”. Aún así se ha “resistido” a pensar que la situación sea inevitable, aunque para ello no hay que seguir “por el mismo camino”, ha concluido.