Tudanca pide evitar la competencia entre las regiones en materia fiscal

El secretario general del PSOE autonómico compara las intenciones de la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, la popular Isabel Díaz Ayuso, con las vacaciones fiscales vascas

37
Luis Tudanca, en una comparecencia anterior ante la sede de las Cortes de Castilla y León. / E.P.
Publicidad

El secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, reclamó ayer corresponsabilidad fiscal entre comunidades “para no entrar en competencia fiscal” entre autonomías.

Tudanca hizo estas manifestaciones en una entrevista en Radio Nacional de España (RNE) en la que evaluó la repercusión del anuncio de rebajas fiscales de la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien hoy tomará posesión de su cargo en un acto al que asistirá el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

“¿Qué habría pasado si estas medidas las hubiera adoptado el País Vasco, como en el pasado ocurrió con las vacaciones fiscales vascas?, se preguntó Tudanca, quien consideró que en ese supuesto el PP estaría “vociferando por todas las esquinas”.

Para el portavoz socialista en el Parlamento castellanoleonés, PP y Ciudadanos “perjudican” los intereses de Castilla y León con estas actuaciones.
Argumentó en este sentido que Madrid tiene un poder de atracción de empresas “que no tiene Castilla y León”, ya que a su juicio la Comunidad ha carecido de políticas industriales “claras” en los últimos años y se va a ver “tremendamente perjudicada”.

Tudanca opinó que Mañueco debería enfrentarse “con la misma beligerancia” a la puesta en marcha de esas actuaciones que la que empleó cuando se enfrentó al discutir las vacaciones fiscales vascas en el pasado.

“Es necesaria la corresponsabilidad entre comunidades para no entrar en competencia fiscal entre autonomías”, resumió.

Preguntado por cómo plantear la ordenación territorial, Tudanca aseguró que su partido no va a tolerar la fusión de municipios, rechazó que la forma de trabajar tenga que ver con “dibujar líneas en un mapa” y apostó por garantizar los servicios públicos de calidad. “Deberían ponerse de acuerdo PP y Cs en esta materia, ya que no tienen la misma política”, criticó el líder del PSOECyL.

Sobre la opción de que el presidente de las Cortes autonómicas, Luis Fuentes, pudiera usar el apartamento que se encuentra en el Parlamento, Tudanca manifestó que “uno no sabe cuando creerles” [a Cs] si la primera vez que hablaron de su uso, la segunda la tercera o la cuarta.

Fuentes no usará ese apartamento “porque les hemos pillado”, opinó Tudanca, quien considera emplear esas instalaciones como un “privilegio”.
El portavoz del PSOE en las Cortes defendió unos Presupuestos Generales en Castilla y León, ya que en el pasado algunas autonomías del PP también los aprobaron independientemente de que no existieran las cuentas en el ámbito nacional.
“Aquí se debería ser valiente”, sintetizó sobre la elaboración de los presupuestos.

Aforamientos

Por otra parte, Tudanca considera que el debate sobre los aforamientos es una “cortina de humo” y propuso aprovechar la reforma estatutaria no solo para acabar con los aforamientos y la inmunidad parlamentaria, sino también para “blindar servicios” y colocar Castilla y León “a la vanguardia de los derechos sociales”.

El líder del PSOE regional también recordó que el PP “hizo una trampa” la pasada legislatura “con el consentimiento de Cs”, al querer suprimir solo el aforamiento de los procuradores, es decir, de quienes legislan, “cuando, obviamente, quienes se ven envueltos en causas judiciales o quienes pueden ser imputados por algunas actuaciones casi siempre son los miembros del gobierno, que son los que toman decisiones ejecutivas”.

Además de acabar con los aforamientos y con la inmunidad parlamentaria, Tudanca abogó por aprovechar la reforma estatutaria para blindar la Sanidad, la Educación y la atención a los dependientes, para establecer un suelo social, para introducir en el Estatuto la renta garantizada de ciudadanía y la red de protección a las familias, que es una “seña de identidad” que procede también del diálogo social y que permitiría que la Comunidad “avanzara y se colocara a la vanguardia en los derechos sociales”, argumentó.