df215f456d4549630c591e5db3e41eb5c2313133w
El candidato del PSOE a la presidencia de la Junta de Castilla y León, Luis Tudanca (d), y el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. EFE/ PSOE/Alfredo Arias Horas

El candidato del PSOE a la presidencia de la Junta de Castilla y León, Luis Tudanca, ha anunciado este viernes que, en caso de lograr su objetivo, su primera decisión será alcanzar un «gran pacto» de presupuestos, un plan de reindustrialización y una ley para el retro demográfico «con estrategia y presupuesto propios«.

«Mi primera decisión será convocar a todos los agentes políticos y sociales para impulsar un gran pacto que culmine con la aprobación de unos presupuestos y un plan de reindustrialización que comiencen a construir la Castilla y León del futuro aprovechando la llegada de los fondos europeos«, ha desvelado ante el Comité Federal del PSOE.

Delante del presidente del Gobierno y del PSOE, Pedro Sánchez, y ante el resto de los miembros del Comité Federal reunido en Madrid, Tudanca ha esbozado el programa con que concurrirá el 13 de febrero a las elecciones de Castilla y León, undécimas de la historia autonómica y primeras que han sido convocadas de forma anticipada.

«Ha llegado la hora de que nuestra tierra, por fin, apueste con ambición por la reindustrialización y el cambio en el modelo económico y productivo, que blinde los servicios públicos y garantice su prestación en igualdad a todos los ciudadanos vivan donde vivan«, ha argumentado antes de desgranar otras propuestas para lograr una victoria electoral que aporten «cambio y esperanza» a esa comunidad.

Para revertir la «sangría» de la despoblación, Tudanca ha anunciado que en caso de ser presidente promoverá la aprobación en el parlamento autonómico de una ley de reto demográfico «con una estrategia y un presupuesto propios», basada en «incentivos fiscales para pobladores y empresas«.

Esa ley extendería la banda ancha, la reindustrialización «y la garantía de los servicios públicos en todo el territorio«, pero siempre «desde el consenso y el diálogo porque nuestro futuro debemos construirlo entre todos«, ha matizado durante su intervención.

Pare ese primer año de legislatura, si accede a la presidencia de Castilla y León, también ha anunciado «un programa de primera oportunidad para que nuestros jóvenes puedan tener su primer empleo en Castilla y León«, así como «un ambicioso plan de retorno del talento para que puedan volver muchos de los que se fueron».

En cuanto a la sanidad, ha abogado por un incremento de los recursos, «sobre todo en atención primaria, por el diálogo con los profesionales y la mejora de sus condiciones, por la recuperación de la atención presencial y la reapertura de los consultorios rurales«.

Se ha referido también en este punto a la puesta en marcha de un plan para la ocupación de «plazas de difícil cobertura» y una ley para garantizar «unos plazos máximos para ser atendidos en la sanidad pública y con ello reducir las listas de espera«.

En materia de educativa, ha planteado la gratuidad de los libros de texto y de la etapa escolar de Educación Infantil (de cero a tres años), y considerado la necesidad de aprovechar «el nuevo modelo de formación profesional y el enorme potencial de nuestras universidades«, ha subrayado.

Con el fin de fortalecer la cohesión económica, social y territorial «que corrija los enormes desequilibrios» que a su juicio tiene Castilla y León, Tudanca ha prometido que si llega a la presidencia apostará por la descentralización institucional y económica».

Para ello, promovería durante el primer año de legislatura «un proyecto para la desconcentración» de centros directivos, instituciones y entidades, consensuado «con el resto de partidos, con los agentes sociales y con las entidades locales«.

Las del 13 de febrero serán «unas elecciones históricas en Castilla y León«, ha sostenido Tudanca desde el convencimiento de que en esta ocasión sí podrá gobernar el PSOE a diferencia de los comicios de 2019, cuando este partido ganó pero no pudo formar gobierno.