Tres líneas de ayudas al turismo que suman 27 millones

El Gobierno de Castilla y León ha instaurado tres líneas de ayuda al sector del turismo para contrarrestar la reducción de ingresos debido a la pandemia, que suman 27 millones e incidirán tanto en el mantenimiento de los negocios y del empleo como en la “movilización de la demanda”.

La primera línea, la de mayor cuantía, está dotada con 25 millones, consta de cuatro tramos y complementa las ayudas de 2,2 millones establecidas durante el pasado 2020 por el mismo motivo y que “ya están liquidadas“, ha afirmado este jueves el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, durante una rueda de prensa.

Las bases de esta convocatoria, publicadas este jueves en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCyL), establecen ayudas que oscilan entre los 1.000 y 4.000 euros en función del número de trabajadores de las empresas afectadas que podrán solicitar personas físicas, jurídicas y comunidades de bienes.

Entre las empresas adjudicatarias, que deberán estar domiciliadas fiscalmente en Castilla y León e inscritas hasta el pasado 25 de octubre, figuran alojamientos turísticos, de restauración, de turismo activo, agencias de viajes y servicios de guías, ha precisado Ortega al término de la reunión del Consejo de Gobierno.

Podrán ser solicitadas a partir de este 22 de enero y durante un mes de plazo, y son compatibles con las ayudas empresariales arbitradas con la misma finalidad por parte de las consejerías de Economía y Hacienda, y de Empleo e Industria, en el caso de esta última hasta un máximo de 3.500 euros para mantenimiento de empleo y pago de las cuotas a la Seguridad Social.

La segunda línea, que al igual que la tercera pretende estimular la demanda de visitantes y usuarios para reactivar el sector, será convocada en breve, suma un total de cinco millones y pretende la creación de espacios turísticos seguros mediante el cerramiento, delimitación y calefacción de terrazas interiores e interiores durante la temporada baja, afectada por las bajas temperaturas.

Los establecimientos susceptibles de adherirse a este tipo de subvenciones son aproximadamente unos 8.500 que podrán esgrimir con carácter retroactivo mediante la presentación de gastos asumidos en 2020 por este mismo concepto, ha explicado el consejero, quien ha comparecido junto al vicepresidente, Francisco Igea, y de la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

La tercera y última línea consiste en la puesta en marcha de lo que el consejero ha denominado “bonos turísticos” para estimular el consumo “cuando se permita la movilidad e intercambio”, ha matizado. Estas ayudas suman dos millones y financiarán el gasto de al menos dos noches en alojamientos turísticos reservadas en agencias de viajes domiciliadas en la comunidad autónoma.