emergencias sanitarias 112 sucesos ambulancia accidentes
Un profesional del Centro de Emergencias 112. / 112

Los trabajadores de la sala de Emergencias del 112 y del 016 en Castilla y León han anunciado este lunes que emprenderán una huelga dadas sus malas condiciones de trabajo, con un salario «al límite del SMI», un «exceso de horas anuales» y por «estrés y agotamiento».

De este modo, los trabajadores han decidido por unanimidad en asamblea convocar esta huelga como medida «ya inevitable ante años de pasividad por parte de los responsables de sus precarias condiciones laborales», han denunciado en un comunicado. Las jornadas de protesta serán los días 15 y 16 de julio y el acto se concentrará en la sede del 112 en el Paseo Hospital Militar en Valladolid a las 11.00h y concluirá en la sede de las Cortes de Castilla y León.

Como han recordado, esta huelga, apoyada por los sindicatos CGT y CCOO, es la primera que se promueve en veinte años de existencia del servicio, con intención de «mantenerla y dilatarla hasta que sean atendidas sus peticiones, desoídas hasta la fecha tanto por la Junta como por las empresas adjudicatarias».

Hace más de dos años se alcanzó en las Cortes el compromiso unánime de garantizar medidas de mejora en las condiciones laborales y a dirigir una serie de iniciativas que culminasen con un nuevo marco laboral para los trabajadores, «hasta ahora inconcebiblemente sometidos al convenio colectivo de la venta telefónica».

«No se ha cumplido nada de lo acordado; la situación actual incluso ha empeorado, sometidos al mismo convenio, subcontratados por la Junta a empresas que continúan presionando económica y laboralmente al personal», han denunciado.

Como han relatado, la plantilla está cobrando prácticamente el SMI, sin el plus de emergencias creado a tal efecto en otras comunidades, sin antigüedad remunerada, y trabajando en «condiciones muy adversas» que culminan en «grandes colas de llamadas sin atender», debido a la «falta de personal y de organización».

Asimismo, han denunciado que la situación actual ha llegado a un «punto especialmente inadmisible», con turnos de hasta de once horas de trabajo seguidas y de diez días seguidos, «circunstancias límite nunca vistas en estos veinte años y con gran impacto psicológico para el personal».

Por su parte, como han lamentado, la Junta no recibe a los representantes de los trabajadores con el argumento de que esta plantilla no tiene ninguna relación con el 112 porque pertenecen «a una empresa subcontratada», algo que han tildado de «disparate y atropello a la razón».