Tercer día con más de mil casos en Castilla y León

En las últimas 24 horas, los Servicios Epidemiológicos de la Junta notifican 20 decesos más, uno en el Hospital General de Segovia

Por tercer día consecutivo Castilla y León ha superado los mil positivos de Covid-19 diarios, con 1.080 este domingo, tras los 1.406 y 1.038 de los dos anteriores, y vuelve al récord de fallecidos en 24 horas que ya anotó el viernes, con una veintena, una cifra que no registraba desde finales de abril.

De acuerdo a los datos publicados este domingo por la Consejería de Sanidad, con esos veinte fallecidos son ya 2.571 los decesos por Covid-19 en los hospitales públicos de la Comunidad desde el inicio de la pandemia.

De los 1.080 casos, 243 los ha anotado Burgos, con 228 en Salamanca, 221 en León y 118 en Zamora, mientras que Valladolid ha registrado 70 más que ayer.

Esos más de mil casos casi doblan el pico máximo de positivos durante la primera ola de la pandemia en la Comunidad, que fue de 644 casos el 26 de marzo, aunque hay que tener en cuenta que en esa fecha se hicieron 1.770 test por los más de 7.000 que se hacen diarios en la Comunidad solo en test PCR y sin sumar los de antígenos que se hacen desde hace unos días.

El pico de fallecidos en la primera ola fue el 2 de abril con 82 en un día, aunque los 20 de hoy y del viernes y los 18 de días anteriores remiten a cifras de finales de abril y principios de mayo. En Segovia van once muertes por esta enfermedad en lo que va de mes de octubre.

Ante el aumento de casos desde ayer rigen en toda la Comunidad nuevas medidas como la prohibición de consumir en barra, de fumar en terraza o al aire libre si no hay dos metros de distancia, y las reuniones sociales y familiares se limitan a seis personas.

Y están confinadas las capitales de Salamanca, desde ayer, las de León y Palencia, Miranda de Ebro, en Burgos, San Andrés de Rabanedo (30.000), en el alfoz de la capital leonesa, y San Pedro Latarce y Pedrajas en Valladolid, con mayores restricciones aunque sin limitación de la movilidad en Medina del Campo e Íscar, también en la provincia vallisoletana.