El consejero de Fomento y Medio Ambiente en funciones, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en La Granja. / ICAL
El consejero de Fomento y Medio Ambiente en funciones, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en La Granja. / ICAL

El consejero de Fomento y Medio Ambiente en funciones, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha admitido este lunes en Ávila que «no es fácil» la negociación con Vox para formar un nuevo gobierno en Castilla y León y ha pedido «no estar tan pendientes de la siglas» en este proceso.

Suárez-Quiñones ha realizado estas declaraciones a los periodistas momentos antes de asistir en la Escuela Nacional de Policía a la Inauguración del XLIV Curso selectivo de Formación Básica para agentes de la Policía Local de Castilla y León.

Preguntado por la formación del nuevo Ejecutivo autonómico de coalición entre PP y Vox, el consejero en funciones ha comentado que el PP cuenta con un equipo encargado de realizar esas negociaciones, a cuyos integrantes «hay que dejarles que trabajen».

En este sentido, Juan Carlos Suárez-Quiñones ha apuntado que «no es fácil» una negociación en la que «hay que poner encima de la mesa programas, actuaciones e ideas».

En el curso de esta negociación, ha defendido la necesidad de «no estar tan pendientes de las siglas, sino de las actuaciones políticas que se van a desarrollar», de ahí que haya vuelto a pedir que se deje trabajar a los equipos «hasta que ese resultado vea la luz».

Sobre la demora en la formación del Gobierno autonómico, el consejero en funciones ha apuntado: «Son procesos diferentes. No estamos acostumbrados quizá a este tipo de situaciones, porque son nuevas, pero es el encargo que nos ha hecho la ciudadanía, pactar, negociar y llegar a acuerdos, que es lo que estamos haciendo».

Preguntado si espera repetir en el Ejecutivo de Castilla y León, el titular de Fomento y Medio Ambiente en funciones ha dicho que es «el presidente de la Junta el que va a ser investido y determinará quién tiene que ser su equipo, dónde tiene que estar cada uno y quién tiene que estar».