Publicidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, negó las acusaciones del PSOE sobre “recortes y privatizaciones” en la sanidad de la Comunidad y avanzó que mantendrá el “esfuerzo presupuestario” en esta Consejería, que sitúa a la Comunidad como la segunda del país, según el informe de directores de Servicios Sociales.

Mañueco respondió así, ante el Pleno de las Cortes de Castilla y León, a la pregunta formulada por el portavoz socialista, Luis Tudanca, quien acusó al presidente de dar continuidad a un modelo “heredero del de siempre”, basado en los “recortes en servicios públicos y privatizaciones”, de lo que puso como ejemplo al Hospital de Burgos, que ve como un lastre de 700 millones para la sanidad pública.

En su pregunta, el representante socialista se comprometió a seguir “ayudando” con propuestas frente a la “indiscutible” segunda ola de la pandemia, pero acusó a Mañueco de no haber hecho nada en los últimos meses para “fortalecer” la sanidad y “estar mejor preparados”.

LAS DENUNCIAS

Cientos de miles de habitantes del medio rural con sus consultorios cerrados, “fallos y retraso” en las PCR por falta de reactivos, sin monitores en transporte escolar, “privatización” de la realización de las pruebas en los colegios, un “inmenso deterioro” y un “auge enorme de la medicina privada” denunció Tudanca, convencido de que Mañueco aplica un “modelo de privatización” que tiene su ejemplo mayor en el Hospital de Burgos (HUBU).

El representante socialista acusó al presidente de “ocultar” el informe del anterior director de Gestión del HUBU, en el que denunciaba supuestas irregularidades y recomendaba la reversión del contrato, con un montante de “700 millones” en “sobrecostes” que deberían haber servido para “atender mejor la sanidad pública”.

Sobre este documento, el presidente replicó que “el propio autor reconoce que tiene un alcance limitado”, que “no es un análisis sistemático de la propia concesión” y que su objeto “no es analizar la legalidad de la concesión”, que sí han analizado entidades como la Intervención General del Estado y la Fiscalía, con el archivo de todas ellas.

EL GASTO SANITARIO

“Habla de recortes y privatizaciones y falta a la verdad”, respondió Mañueco, quien citó el último informe de la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, que coloca a Castilla y León como la segunda autonomía con una mayor proporción del presupuesto destinado a sanidad y apunta que el gasto sanitario ha aumentado en la última década.

“Seguiremos apostando por el esfuerzo presupuestario en sanidad, como en los últimos meses”, apostilló Mañueco, quien se refirió en ese punto a los “6.000 contratos” a personal sanitario para atender la pandemia, el incremento del “50%” en las camas UCI, la disponibilidad de más rastreadores de los que recomiendan el Ministerio y la OMS y la existencia de una “reserva estratégica” de equipos de protección sanitaria (EPIS) para “varios meses”.

El presidente se mostró optimista sobre el efecto que va a tener la utilización de las nuevas pruebas de antígenos, que van a permitir una mayor rapidez de detección, con lo que va a “aliviar a la atención primaria”.

Sobre la utilización de conciertos para realizar las pruebas PCR en el ámbito educativo, Mañueco defendió la decisión, que consiste en que sean mutuas privadas las que integren los denominados Covid-Colegios, porque sirve para dar una “mayor agilidad en la respuesta” y permitir a los profesionales públicos centrarse en otros ámbitos.

TODOS LOS RECURSOS

En este sentido, Mañueco aseguró que utilizarán “todos los recursos” a su alcance, incluidos los privados, “claro que sí”: “todo lo necesario para proteger la vida”, dijo.

El presidente consideró como un “grave error” de Tudanca utilizar la sanidad “como herramienta partidaria”, en un momento en el que la Comunidad de Madrid y el Gobierno central se reúnen y la Junta y la Delegación del Gobierno en Castilla y León también lo hacen, además de los contactos con los ayuntamientos. “Nos sorprenden los ataques a los profesionales”, expresó Mañueco.

El dirigente autonómico anunció que la consejera de Sanidad, Verónica Casado, prevé invitar a los portavoces parlamentarios a mantener una reunión en la que analizarán la evolución de la pandemia. “Le tiendo la mano como líder de la oposición, no cuestiono su liderazgo y le invito a recuperar nuestras conversaciones”, concluyó.