La consejera de Sanidad Verónica Casado, en rueda de prensa. / EFE
Publicidad

La Consejería de Sanidad ha comunicado este lunes que mantiene la puerta abierta a negociar la reordenación de sus sanitarios ante la covid y ha defendido que el decreto que firmó al respecto el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, el pasado sábado, es sólo un marco legal y “nunca un obstáculo“.

En un escueto comunicado, después de que los sindicatos hayan anunciado por unanimidad que no seguirán negociando ni no se retira antes el decreto, la Consejería de Sanidad ha trasladado que mantiene abierta la puerta para culminar la negociación abierta con los sindicatos presentes en la Mesa Sectorial sobre la reordenación del personal sanitario ante las necesidades extraordinarias marcadas por la pandemia de la COVID-19.

La Consejería ha recordado que ese proceso se hará a través de las correspondientes órdenes que desarrollen el citado decreto del sábado, “una norma que es sólo un marco legal, nunca un obstáculo, diseñado para habilitar a la Gerencia Regional de Salud a mantener esa negociación”.

La Consejería ha recordado que la propuesta defendida este lunes en la Mesa Sectorial es la misma que la de la semana pasada, y que no se ha variado nada de lo hablado antes de la publicación del mencionado decreto, ya que el objetivo es “seguir negociando en las mismas condiciones previas“. Es decir, “confluir en la defensa de la salud de la población manteniendo el equilibrio necesario y obligatorio con los derechos adquiridos por los profesionales de Sacyl”.

La Consejería ha recordado que normas muy similares a la que se quiere poner en marcha en Castilla y León ya han sido acordadas en otras autonomías como Cataluña, Andalucía, La Rioja, Aragón y Asturias.

Por su parte, los seis sindicatos sanitarios que participan en la mesa sectorial de Sanidad han pedido este lunes a la Consejería de Sanidad la retirada del decreto del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, del pasado sábado, que “recorta los derechos de los trabajadores“, como condición “para seguir negociando”.

Tras varios recesos en la reunión telemática de la mesa de este lunes, los sindicatos han acordado por unanimidad pedir que se retire el decreto o no seguirán negociando ya que entienden que es “una tomadura de pelo” que “corta” los avances alcanzados en los diez días que llevan negociando, ha detallado a EFE la responsable autonómica de SATSE, Mercedes Gago.

Este fin de semana los sindicatos pidieron la dimisión de Fernández Mañueco por “disparar” contra los trabajadores del Sacyl con la firma de un decreto que “recorta los derechos de los trabajadores”, publicado el sábado en el boletín de la Comunidad.

Los sindicatos CSIF, Satse, CSM, CCOO, UGT y USAE lamentaron que con ese decreto, que recoge la adaptación de los derechos de los trabajadores sanitarios a la situación epidemiológica, el presidente de la Junta “ha demostrado de nuevo su inquina contra gran parte de los empleados públicos de Castilla y León”.