Sanidad exigirá que se sirva comida de calidad al personal sanitario rural

Muchos facultativos criticaron el sábado en las redes sociales la mala calidad de los alimentos que habían recibido de Sacyl, con las fechas de caducidad sobrepasados

83
La consejera de Sanidad de la Comunidad, Verónica Casado.
Publicidad

La Consejería de Sanidad con su titular al frente, Verónica Casado, exigirán a la empresa responsable del servicio de manutención de los profesionales sanitarios de Atención Primaria que cumpla “con todas las garantías de seguridad y calidad” en el reparto de los menúes de guardia.

Así lo expresó en un comunicado la Junta después de que en la jornada del sábado muchos facultativos sanitarios del mundo rural expresaran a través de las redes sociales, incluso con una denuncia en el portal change.org, la mala calidad de los alimentos que habían recibido por parte del Sacyl.

A raíz de las quejas que llegaron también a la Consejería de Sanidad, como expone la Junta, la Consejería de Sanidad decidió iniciar “las acciones necesarias para reclamar a la empresa adjudicataria del servicio la necesidad de que éste se cumpla en las condiciones establecidas en el contrato”.

Según pudo saber la consejera de Sanidad, “de primera mano”, en algunos casos llegaron alimentos a los Puntos de Atención Continuada (PAC) y a los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) con la fecha de consumo preferente y la fecha de caducidad sobrepasados.

La consejera, asimismo, remitió a través de los sistemas de información internos de SACYL un mensaje pidiendo disculpas a los profesionales por las molestias causadas y comprometiéndose a tomar las “medidas necesarias para que este servicio tenga la máxima calidad”.

El contrato, determinado en agosto de 2018 y adjudicado a principios de julio de este año, estipula una serie de condiciones y de “requisitos mínimos” para la prestación del servicio entre los que se encuentran “la adecuación a la seguridad alimentaria” por parte de la empresa adjudicataria, “con los máximos niveles de calidad”.

Desde la Consejería de Sanidad se entiende que, en base a las quejas y pruebas remitidas a esta, estos principios legales “no se están cumpliendo según lo acordado”.

Recabar información

Por ello, la Consejería ya está “recabando información”, en colaboración con los profesionales sanitarios afectados, así como a través de los responsables del seguimiento del contrato en cada área de salud, para poder reclamar a la empresa adjudicataria “un servicio adecuado para nuestros profesionales”.

Para ello, pondrá a disposición de los profesionales una dirección de correo electrónico al que podrán remitir todas las quejas y pruebas que consideren oportunas y que la Consejería recopilará a fin de exigir a la empresa adjudicataria que cumpla adecuadamente con sus obligaciones.