Convocatoria de la unidad móvil de testeo. / KAMARERO
Test de antígenos. / KAMARERO

El portavoz de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, ha asumido este jueves que se está produciendo un «repunte» de casos positivos de covid, con datos «elocuentes» sobre este incremento, y aunque ha considerado que es pronto para hablar de una séptima ola, sí ha apelado a la «prudencia» de los ciudadanos para prevenir contagios.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, preguntado por la situación de la pandemia, Fernández Carriedo ha reconocido que siempre que hay un incremento en la incidencia acumulada, se replica en los ingresos hospitalarios y también en los fallecimientos vinculados a esta infección, aunque ha apostillado que actualmente se observa una traslación inferior a la de anteriores olas.

El portavoz ha vinculado esa menor hospitalización con la vacunación y con la inmunización natural de la población, dado que ha aumentado el porcentaje de personas que han pasado la enfermedad.

Estabilización de los graves

En la misma dirección ha apuntado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, quien ha explicado que, a pesar del incremento de casos de , existe una «estabilización», tanto en la gravedad de los enfermos como en el nivel de ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos de los hospitales.

La ministra, en declaraciones a los periodistas tras la inauguración de un curso de verano de la Universidad de Burgos sobre ‘Enfermedades infecciosas y salud global', ha reconocido que se está produciendo en España un desplazamiento de la variedad de coronavirus más extendida por otras dos variantes nuevas, una de ellas ya extendida en Portugal, donde ha provocado un incremento de la incidencia acumulada, pero no mayor gravedad de los afectados.

Darias ha insistido en que para reducir el impacto de la pandemia, sobre todo en cuanto a la gravedad de los casos, ha sido clave la vacunación, que ha atribuido a un esfuerzo colectivo.