El Rey Felipe VI durante su visita a las instalaciones de la factoría de Carrocería y Montaje de Renault en Valladolid. / efe
Publicidad

El presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, manifestó ayer al Rey Felipe VI el “compromiso” de su grupo automovilístico de “seguir desarrollándose en España”, donde tiene actualmente centros productivos en Valladolid, Palencia y Sevilla.

De los Mozos acompañó al monarca en su visita a la factoría de Valladolid, donde a final de año sólo se hará el nuevo Captur, con posibilidades de llegar a 1.300 unidades al día en dos turnos y medio de trabajo, en un recorrido en el que Felipe VI probó el prototipo del Captur híbrido enchufable, acompañado de la ministra de Industria, Reyes Maroto, y el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

Durante la visita del monarca a las factorías de la capital vallisoletana, De los Mozos destacó el posicionamiento de las plantas productivas de Castilla y León entre las más competitivas de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, en un momento de incertidumbre para los fabricantes de automóviles en todo el mundo por el cambio de paradigma en el sector, para adaptarse a la normativa ambiental.

De los Mozos explicó que Renault ha fabricado ya 1,5 millones de unidades del modelo Captur, ensamblado en exclusiva en las factorías de Valladolid, y que el nuevo modelo de esa marca, que comenzará a comercializarse a final de año o principios del siguiente, aúna más calidad, más ayuda a la conducción y mayor eficacia del motor.

Y tendrá una versión híbrida enchufable, que se comenzará a fabricar el año que viene, y que será el primer híbrido enchufable de su segmento y el primero de esas características que se hará en España, con una autonomía en forma eléctrica de 45 minutos.

De los Mozos añadió que además España es “uno de los pilares industriales y comerciales” del grupo, de forma que de los cuatro millones de vehículos que fabrican, 480.000 salen de las factorías de Valladolid y Palencia, una de cada tres cajas de velocidad se hacen en la de Sevilla y el 40 por ciento de los motores salen de la de Valladolid.

El presidente de Renault España y director mundial de Fabricación y Logística del grupo Renault ensalzó el “apoyo histórico y de amistad” entre esta empresa y las administraciones nacional y regionales. Asimismo, recibió con “gratitud” el apoyo de la Casa Real al grupo Renault, con su respaldo en 2011, todavía como Príncipe de Asturias, al primer eléctrico del grupo, el Twizy, luego en 2013, en este caso a través del Rey Juan Carlos al primer Captur, y también en 2016, también a cargo del Rey emérito, al Megane que se fabrica en Palencia.

La producción

El director de Renault España, José Antonio López, presentó al Rey la implantación de la marca en España y los resultados de sus planes industriales en el horizonte 2010-2020, que han hecho que la producción de vehículos ha crecido el 38 por ciento, la de motores un 40, un 16 la de cajas de velocidades, con un aumento de la plantilla de en torno al 38 por ciento.

El nuevo Captur llega como modelo insignia dentro del plan estratégico Drive The Future 2017-2022 del grupo Renault, que ha exigido la transformación de la factoría de Valladolid y una adaptación de las líneas de montaje a las nuevas tecnologías, tal y como pudo apreciar el Rey en su recorrido.

Renault tiene cuatro fábricas en España, dos en Valladolid y sendas en Palencia y Sevilla. En Carrocerías y Montaje de Valladolid se fabrica en exclusiva el Captur y en la de Motores también en Valladolid el 40 por ciento de los propulsores diésel y gasolina que Renault utiliza a nivel mundial.