Carlos Fernández Carriedo
El portavoz de la Junta y consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo. / ICAL

La Junta de Castilla y León ha enmarcado este jueves los recortes anunciados a los sindicatos y la patronal -20,3 millones de euros y el 50 por ciento de las ayudas anuales- en el pacto de gobierno entre PP y Vox, aunque su portavoz, Carlos Fernández Carriedo (PP), ha asumido que «la medida no está en vigor ni ejecutada» sino que será la Consejería de Industria, Empleo y Comercio la que trabajará en su desarrollo.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Carriedo ha remitido a los agentes sociales a la anunciada reunión con el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, aún sin fecha, aunque el portavoz ha deslizado que ese encuentro debería enfocarse más a la búsqueda de acuerdos del Diálogo Social para el bienestar de la sociedad que a los problemas que puedan derivarse de los recortes anunciados por el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo (Vox).

Carriedo ha indicado que estos recortes no tendrán que pasar necesariamente por el Consejo de Gobierno, sino que forma parte de las actuaciones que pueden desarrollar cada Consejería en marco de sus atribuciones, a pesar de que el grado de concreción de la iniciativa plantea porcentajes y esa cantidad de 20,3 millones, aunque ha remarcado que «los acuerdos son los que figuran y se publican» tras la reunión del gabinete cada jueves. «No es un acuerdo formal», ha añadido.

En el mismo sentido, preguntado por el adelanto de recortes que tiene intención de aplicar el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas (Vox), a las organizaciones profesionales agrarias, el portavoz de la Junta ha insistido en que cada departamento hará «un análisis y una evaluación» sobre el destino de sus recursos económicos.

A lo que no ha respondido Carriedo ha sido a la pregunta de si la parte del Ejecutivo controlada por el PP conocía que el vicepresidente iba a anunciar los mencionados recortes a sindicatos y patronal, mientras que ha remitido al final del «proceso» para ver finalmente en qué se concretan las disminuciones, dando a entender que pueden variar esas cuantías de las que ha hablado Vox.

Preguntado por el grado de satisfacción entre los socios de gobierno por sus primeros meses, tras informar el vicepresidente de que se había producido una reunión de la comisión de seguimiento del acuerdo entre el PP y Vox, Carriedo ha respondido que «sí» están satisfechos por la «voluntad de aplicarlo» y el «nivel de trabajo e interés para que esto funcione», mientras que ha respondido que «no» cree que esta iniciativa anunciada por García-Gallardo tenga un trasfondo electoral vinculado a Andalucía, con comicios este domingo.