Puente confirma el interés de una empresa en la adquisición de Lauki

1

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, confirmó ayer que “ya se han iniciado las conversaciones” entre el grupo Lactalis y una empresa interesada en comprar la fábrica de Lauki que, tal como exige su propietario, no pertenece al sector lácteo. Así lo señaló tras reunirse con representantes de los trabajadores de Lauki, los cuales alcanzaron el pasado sábado un preacuerdo con la compañía para que ésta acepte la venta con la condición de que no pertenezca al mismo sector de actividad para evitar que sirva a sus competidores, así como un Plan Social para evitar despidos en caso de que finalmente se produzca el cierre de la planta, cuya fecha se ha atrasado hasta finales de septiembre.

El alcalde indicó que todas las empresas lácteas que mostraron interés por la fábrica han sido descartadas, mientras que de las dos que han contactado con el Ayuntamiento, al menos una ha iniciado conversaciones con Lactalis, una firma dedicada a la compra de factorías amenazadas de cierre para su reconversión dentro de otro sector, una salida que la multinacional francesa sí estaría dispuesta a aceptar.

El resultado final, tal como insistió el primer edil, dependerá de cómo evolucione este “complejo” proceso, en el que habría que determinar también si, en caso de venta, ésta incluiría la maquinaria o no. Además, sería necesario que el Consistorio revocara el acuerdo del Pleno que limitaba al sector lácteo el uso de estos terrenos, una medida “para evitar la especulación” sobre la que el regidor no ve “ningún problema” para revertirla si finalmente se llega a un acuerdo de compra “que garantice la actividad y el empleo”.

En cualquier caso, Puente evitó entrar en más detalles dada la “confidencialidad” exigida por Lactalis, quien exhibió una “satisfacción moderada”, aunque advirtió de que “sólo se conformarán” con el mantenimiento de la fábrica.