Oficina ECYL Trabajo Empleo
Entrada de la oficina del ECYL de Segovia. / KAMARERO

El boletín oficial de la Comunidad, el Bocyl, publica este martes las bases de las ayudas a trabajadores en ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o productivas y para la compra por parte de pequeñas y medianas empresas de equipos de protección contra la covid. También se publica, según ha detallado la Consejería de Empleo e Industria en un comunicado, la modificación de las bases que regulan las subvenciones dirigidas a formación en Seguridad Industrial para adaptarlas a la nueva situación provocada por la crisis sanitaria, introduciendo la posibilidad de que la formación se imparta de modo no presencial.

Las nuevas bases para la regulación de ayudas a los trabajadores en situación de ERTE ETOP, que modifican las aprobadas el pasado abril, establecen como principal novedad la modificación de los criterios de concesión de la ayuda; de modo que tendrán prioridad los solicitantes con menor base de cotización. El segundo de los criterios será el número de días de suspensión o reducción de jornada, y, por último, en los supuestos de igualdad en los criterios anteriores, la concesión se determinará en favor de la solicitud que haya sido presentada con anterioridad.

Podrán solicitar estas ayudas aquellos trabajadores -incluidos los fijos discontinuos- afectados por uno o varios expedientes temporales de regulación de empleo, con suspensión de contrato de trabajo o de reducción de jornada, derivado de causas económicas, técnicas, organizativas o productivas, en la misma empresa o en varias, siempre que el centro de trabajo no supere los 250 trabajadores y la base de cotización no sea superior a los 1.600 euros mensuales – incluida la parte proporcional de pagas extraordinaria- por contrato a tiempo completo, o la cantidad proporcional en contratos de jornada parcial.

Los beneficiarios deberán haber estado en situación ERTE al menos 45 días dentro del período subvencionable que recoja la convocatoria. La cuantía de esta ayuda, que pretende compensar la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores con menores ingresos, se fija en 7 euros por jornada completa de suspensión de contratos, o su parte proporcional en los supuestos de reducción de jornada y en los casos de contratos a tiempo parcial.

La ayuda tendrá una duración máxima por trabajador de 90 jornadas completas de suspensión, alcanzado por tanto una cuantía de hasta 630 euros por trabajador. Esta línea de ayudas cuenta con una partida económica de 5 millones que sumada a la convocada en agosto supone 11 millones para ese fin.

En cuanto a las ayudas para financiar sistemas de protección Covid-19 van dirigidas, de acuerdo con las bases reguladoras, a las empresas de Castilla y León que tengan trabajadores por cuenta ajena, siempre que su número, en todo el territorio nacional, sea inferior a 250 y el volumen de negocios anual no supere los 50 millones de euros.

Las subvenciones van destinadas a financiar la adquisición de sistemas de protección colectiva y de señalización frente a la Covid-19, así como la adquisición de productos químicos de limpieza y desinfección, y el mantenimiento y mejora de sistemas de climatización destinados a prevenir posibles contagios. La cuantía de la subvención será del 80 % del gasto realizado hasta un máximo de 2.000 euros por beneficiario. Para esta línea de ayudas la Consejería de Empleo e Industria destina una partida inicial de 2 millones de euros.