PSOE, UPL y Podemos apoyan la autonomía de la Región Leonesa

Reclaman el derecho a crear una comunidad con las provincias de León, Zamora y Salamanca

97
El alcalde de León José Antonio Díez.
Publicidad

Los Grupos Municipales del PSOE, UPL y Podemos-Equo han aprobado en el Pleno celebrado ayer remitir a las Cortes de Castilla y León y a las Cortes Generales el derecho de autonomía “que tiene la región Leonesa conformada por León, Zamora y Salamanca”.

La moción presentada el pasado 18 de diciembre por parte de UPL no tuvo el apoyo ni de PP y Cs, que votaron en contra de esta y se mostraron muy críticos.

El debate de este punto del día copó casi dos horas del pleno ordinario del Ayuntamiento de León, el último del año, en el que, se escucharon las consignas de la concentración leonesista que se celebró de forma simultánea en la plaza de San Marcelo.

El portavoz de UPL en el Consistorio, Eduardo López Sendino, criticó que Castilla y León “se constituyó a pesar de la oposición de León, sus instituciones y los leoneses” y que se conformó con el método de “la dedocracia de Martín Villa”.

Asimismo, recordó que al mismo tiempo que se constituyeron otras comunidades sin tradición histórica “como Murcia, La Rioja o Santander”, y que se produjo un “agravio comparativo con el Reino de León” que aparece “en la cuartelada de la insignia de España”.

Durante su intervención en el pleno, López Sendín subrayó que “hay un sentimiento de rechazo” a Castilla aunque dejó claro que no tiene nada “en contra de los castellanos”, pero los datos “no dejan lugar a dudas”.

Así, repasó la pérdida poblacional de la Región Leonesa desde 1983, mientras que en el caso de Valladolid “ha ganado 32.221 habitantes” y algo similar ocurre con la tasa de paro que “ha crecido en la región leonesa y ha vuelto a bajar en Castilla”.

En su defensa de la moción, López Sendino explicó que “hay dos vías para conseguir” la autonomía de la región leonesa “sin modificar la Constitución”. En el primero caso se necesitaría el apoyo de dos tercios de los procuradores de las Cortes de Castilla y León, tras lo que habría que remitir el acuerdo al Congreso de los Diputados” y en la segunda vuelta, con la mayoría absoluta, es decir, con 176 votos sería suficiente.

En esta línea se manifestó el alcalde de León, José Antonio Diez, que reconoció que “defiende los intereses” de los ciudadanos porque entiende que esta moción “significaría una mejora en la calidad de vida de esta provincia”.

Diez recordó que el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, admitió “los desequilibrios territoriales” y aseguró que la región leonesa es la “gran perjudicada” por una comunidad formada por una “y copulativa” entre Castilla y León.

Asimismo, José Antonio Diez criticó a “otros alcaldes obcecados” que no quieren ver esta realidad y se refirió a las declaraciones que la vicepresidenta de Cecale, Ángela de Miguel, realizó hace unos días en las que defendió “apostar por lo que funciona” con el eje Burgos-Palencia-Valladolid.

Por su parte, el concejal de Podemos-Equo, Nicanor Pastrana, comenzó su intervención con un “¡viva León, viva España y viva la Humanidad!”, antes de reclamar “un voto de conciencia” con la cabeza y el corazón al tratarse “de un momento histórico”.

El portavoz del PP, Antonio Silván, reconoció que le preocupa que el actual alcalde de León caiga “en la misma estrategia del PSOE” y siga el camino de su partido de “abrazar a los nacionalismos y regionalismos de España”.

En este sentido, explicó que este movimiento solamente persigue “el interés electoral” y recordó que “no es el primer alcalde socialista que gobierna en coalición con UPL y sufre de esta epifanía leonesista”, en referencia a la etapa de Francisco Fernández.