El portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento autonómico, Luis Tudanca. / ICAL
El portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento autonómico, Luis Tudanca. / ICAL

El Grupo Socialista en las Cortes de Castilla y León ha registrado este martes en el Parlamento autonómico una solicitud por la que instan a convocar a la Junta de Portavoces, tal y como determina el artículo 37 del Reglamento de la Cámara, para debatir y establecer en este órgano una fecha para la investidura de Alfonso Fernández Mañueco, que aún sigue sin estar determinada.

En una rueda de prensa, el portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento autonómico, Luis Tudanca, ha explicado que dicho artículo del Reglamento obliga a la Presidencia de las Cortes a convocar, aunque sin establecer cuándo, a la Junta de Portavoces, aunque el orden del día y lo que en ella se decida ya no está en manos de los socialistas, puesto que PP y Vox suman una mayoría ponderada en este órgano rector de la institución.

Además de debatir sobre una fecha para la investidura de Mañueco, Tudanca ha explicado que los socialistas también demandan que en el orden del día de esa futura Junta de Portavoces se incluyan otros asuntos a abordar, como dar espacio en las Cortes a debates sobre las ayudas que debe poner en marcha Castilla y León ante la crisis derivada por la «guerra de Putin» o la subida de los precios.

En este sentido, el líder de los socialistas en la Comunidad ha recriminado al PP y a Mañueco tener «paralizada Castilla y León» bajo la «orden de Santiago Abascal», pues la tesis del PSOE es que la investidura de Mañueco no se producirá hasta que Alberto Núñez Feijóo asuma su cargo, este fin de semana, como nuevo presidente nacional del PP, para así tener que hacer también suyo el acuerdo entre PP y Vox en Castilla y León.

«Han convertido a Castilla y León en un protectorado de los señores Feijóo y Abascal», ha lamentado Tudanca, que ha contrapuesto las medidas aprobadas por el Gobierno de España y su plan frente a la guerra con las «nulas decisiones» adoptadas por un Gobierno de la Comunidad que ya lleva cien días en funciones.

Precisamente, sobre este centenar de días en funciones, el socialista ha indicado que la Junta «lleva ya paralizada muchos meses más», desde «antes incluso de las elecciones», por una «guerra civil con Cs que ahora se ha extendido a Vox«. «Y no se sé si es muy acertada esta comparación teniendo en cuenta quién va a entrar en el Gobierno…», ha añadido Tudanca en alusión a la formación de Santiago Abascal.

«No han tomado ni una sola medida salvo abrir procesos de libre designación para colocar a sus amigos y pagar antiguos favores», ha añadido Tudanca, que ha resumido que es «desolador» ver la «inacción» de este Gobierno autonómico en un momento «crucial».

«Si quiere volver, aquí estamos»

Preguntado por si aún estaría dispuesto a ofrecer su abstención en la futura investidura de Mañueco si con ello evita la entrada de Vox en la Junta, Tudanca ha asegurado que «hasta el último momento» si Mañueco y Feijóo renuncian a gobernar con la «extrema derecha», el PSOE «sigue estando donde les dejaron».

«Si quiere volver, aquí estamos», ha resumido Tudanca, aunque ha reconocido que, después de la «humillación» y de todo lo que ha pasado entre el PP y Vox, Mañueco «no tiene ninguna intención de no pactar con la extrema derecha», ya que han asumido que Castilla y León es su «prueba piloto».

Por este motivo, Tudanca ha asegurado que no tiene «ninguna esperanza» de que esto pueda suceder, máxime cuando PP y Vox ya han firmado su acuerdo de legislatura y los ‘populares’ ya han cedido a la formación de Santiago Abascal la Presidencia de las Cortes autonómicas.