PP y Cs posibilitan la designación de Maroto como senador regional

El popular, Teresa López y Francisco Díaz representarán a la Comunidad en la Cámara Alta

98
Teresa López (c) y Francisco Díaz (i), por el PSOE, y Javier Maroto (d), por el PP, fueron elegidos senadores regionales. / e.p.
Publicidad

Los votos favorables de los procuradores de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León junto con los del PP posibilitaron que Javier Maroto haya sido designado senador por la Comunidad pese a los ‘noes’ de PSOE y cuatro de los cinco Grupo Mixto, uno de ellos se abstuvo.

Del mismo modo, fueron designados a propuesta del PSOE Teresa López y Francisco Díaz pese al voto en contra de Grupo Parlamentario Socialista cuyo portavoz, Luis Tudanca, agradeció la “generosidad” de estos dos representantes al entender el sentido de su voto como una negativa rotunda a la propuesta de los populares en la figura de Maroto, algo, a su juicio, “inasumible” para la Comunidad.

Los tres senadores autonómicos fueron designados en segunda vuelta tras una votación secreta, en urna y de forma conjunta sobre los nombres propuestos. En una primera votación la designación no salió adelante al exigirse el respaldo de la mayoría absoluta de la Cámara y contabilizarse 29 votos a favor del PP, 12 abstenciones de Ciudadanos y de un procurador del Grupo Mixto y 39 ‘noes’ de PSOE y cuatro procuradores del Grupo Mixto.

No obstante, en la segunda vuelta, donde únicamente es necesaria la contabilización de más ‘síes que noes’, finalmente Maroto consiguió el respaldo necesario con 40 ‘síes’ (de PP y de Cs) frente a 39 ‘noes’ (35 de PSOE y cuatro del Grupo Mixto), una abstención de un procurador del Grupo Mixto y un voto nulo.

En la Cámara se vivió un momento de confusión entre los miembros de la Mesa, ya que dos de los sufragios no recogían un claro ‘sí’ sino un ‘a favor, sí’, lo que requirió una consulta a los letrados que dieron los sufragios por válidos. Sin embargo sí se declaró nulo un voto en el que el sí no se había reflejado y en cuya papeleta se podía leer ‘a favor’.

La propuesta popular de Javier Maroto, natural de Vitoria y cabeza de lista por Álava en las pasadas elecciones generales, provincia por la que los populares no obtuvieron escaño, suscitó controversia en la última semana a pesar de que el vicesecretario de Organización del PP se empadronó en Sotosalbos (Segovia).

Así, el socialista Luis Tudanca llegó a considerar este empadronamiento como un posible “fraude de ley”, tras lo que cuestionó la capacidad de Maroto de defender los intereses de Castilla y León en la Cámara Baja tras haber abogado por que Treviño forme parte del País Vasco o apostar por la instalación del puerto seco de Bilbao en Álava y no en Pancorbo (Burgos). “No representa a Castilla y León quien ha votado las vacaciones fiscales vascas”, zanjó.

No obstante, el Grupo Parlamentario Popular defendió su propuesta, ya que, como señaló su portavoz, Raúl de la Hoz, para los populares es un “orgullo” que Maroto represente a la Comunidad en el Senado al considerarle un “digno representante”.

“El PP de Castilla y León y el PP de España tienen un único mensaje que es el mismo en Castilla y León”, aseveró el portavoz popular, quien consideró un “paripé” el voto en contra de los socialistas.

Con la votación de este martes Teresa López y Francisco Díaz (PSOE) y Javier Maroto (PP) dan el relevo a los actuales senadores de designación autonómica, Juan José Lucas e Ignacio Cosidó, por el PP, y Antidio Fagúndez, por el PSOE.