PP y Cs acercan posiciones tras una primera reunión “productiva”

Ambos califican de “esperanzador” el encuentro centrado en las medidas de regeneración

75
Alfonso Fernández Mañueco (d), junto a Teodoro García Egea (i), y Francisco Igea (2i), y José María Espejo (2d). / Efe
Publicidad

La primera reunión formal sobre la gobernabilidad en Castilla y León entre el PP y Ciudadanos terminó con ambas partes satisfechas, con calificativos de “productiva”, “esperanzadora” y “fructífera”, por lo que negocian ya un contenido programático marcado por las medidas de regeneración.

Tras una reunión que ha durado algo más de una hora, celebrada en las Cortes de Castilla y León, tanto el secretario nacional de Acción Institucional de Ciudadanos, José María Espejo, como el secretario general del PP, Teodoro García Egea, destacaron la buena sintonía en torno al decálogo presentado por Cs y se han mostrado convencidos de las posibilidades de llegar a un acuerdo de gobernabilidad.

“Estamos satisfechos con esta primera reunión”, comenzó por decir Espejo, el primero en comparecer para calificarla de “productiva” y “esperanzadora”, al constatar la “voluntad de las dos formaciones de intentar llegar a un acuerdo para mejorar la vida de los ciudadanos”.

En el mismo sentido, Egea afirmó que la reunión fue “fructífera” y supone “gran punto de partida” para articular un “nuevo proyecto” para Castilla y León, ya que ha percibido “mucha receptividad” en Ciudadanos.

El representante de Ciudadanos puso el acento en todo momento en que para sacar adelante el acuerdo programático va a ser “fundamental” y “sustancial” que haya avances en materia de regeneración democrática, ya que consideró que el PP ha ido “a rastras” en esta materia, hasta el punto de que Espejo indicó que “condicionará la continuidad de las negociaciones”.

La sintonía entre ambas formaciones se mantuvo también en los líderes autonómicos y candidatos a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP) y Francisco Igea (Cs), quienes han introducido algunos matices y detalles a las comparecencias de sus compañeros de partido a nivel nacional.

Igea aseguró que “las cosas van a cambiar y los ciudadanos lo van a ver” en las medidas que se acuerden, más allá de las personas que ocupen los cargos, sobre las que se negó a hablar de momento, hasta que no haya un acuerdo programático.

“Lo importante está por llegar”, sentenció Igea, quien concretó que no tienen la intención de “vetar” a personas concretas dentro de esta negociación pero ha añadido que algunas de las exigencias harán “imposible que estén en el Gobierno”, dijo en referencia a los imputados (investigados formalmente por la Justicia).

Por su parte, Mañueco consideró el decálogo de Cs como un “magnífico punto de partida” por los “muchos puntos de coincidencia” encontrados en él y porque su partido está abierto a tomar medidas como revisar “punto a punto” el funcionamiento de la Administración para mejorar su “eficiencia” y para “mejorar la motivación” de los empleados públicos, entre otras cuestiones, para impulsar un “proyecto de renovación”.

Preguntado por si el PP aceptará las exigencias en materia de regeneración, Mañueco ha dicho que es “el momento de poner negro sobre blanco” las propuestas de ambas formaciones, pero ha adelantado que su partido está abierto a adoptar nuevas medidas de transparencia y de rendición de cuentas.

La insistencia de Cs en el apartado de regeneración democrática coincidió con el conocimiento, este mismo miércoles, de que el Juzgado de Instrucción número 2 de Salamanca ha abierto diligencias previas a raíz de una denuncia anónima que solicita que se investigue si en las primarias del PP en Castilla y León que ganó Alfonso Fernández Mañueco se produjo un delito de coacciones, financiación ilegal y falsedad documental.