10MAX202110532163
Fernández Mañueco saluda al presidente nacional del PP, Pablo Casado. / ICAL

El PP descarta ya que vaya a producirse un adelanto electoral inmediato en Castilla y León y considera que “no se dan condiciones” para que se produzcan unas elecciones anticipadas. Así lo señalaron a la Agencia Ical diversas fuentes tanto de la Dirección autonómica como nacional de los ‘populares’, quienes insistieron en que existe una voluntad de agotar la legislatura si se mantienen las circunstancias de estabilidad actuales.

De este modo, desde el PP se quieren enfriar las expectativas que habían fijado en el próximo martes, 5 de octubre, como una de las fechas probables para disolver la Cámara e ir a elecciones autonómicas. En estos momentos, está posibilidad está descartada y se abre un periodo para analizar como evoluciona el clima político de Castilla y León, las lealtades en el seno de un Gobierno con consejeros del PP y de Ciudadanos y la fortaleza de los apoyos parlamentarios al Ejecutivo, según informaron a Ical estas mismas fuentes. “En este momento no; cuando llegue el momento, si llega, se tomará una decisión”, añaden.

El propio presidente nacional del partido, Pablo Casado, ha dejado toda la responsabilidad de la decisión en el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y no tienen intención de presionar ni de marcarle tiempos concretos. “Todo el mundo tiene intereses en esto: la oposición, Ciudadanos, algunas organizaciones del partido, pero el único que puede tomar la decisión es el presidente de la Junta y él lo hará teniendo en cuenta los intereses del conjunto de la Comunidad”, señalan desde la Dirección autonómica.

En este momento no parece que haya circunstancias que justifiquen el adelanto”, remarcan desde la cúpula autonómica del partido, quienes explican que las relaciones entre el PP y Ciudadanos que comparten Gobierno en Castilla y León son, en términos generales, de colaboración leal y, por lo tanto, “no tiene sentido” provocar un terremoto electoral en la Comunidad.

Las mismas fuentes no quisieron adelantar lo que pueda ocurrir en el futuro. “Hablar de dónde podemos estar dentro de varios meses es irreal porque la política es cambiante y las situaciones pueden deteriorarse”, continuaron a Ical, “pero se puede decir que si en marzo las cosas están como hoy no habrá una decisión de ir a elecciones”. En la Dirección nacional hilan la situación de Castilla y León con la de Andalucía y señalan que, en ambos casos, “se va a intentar agotar las legislaturas”.

No obstante, advirtieron de que este futuro también estará marcado por la actuación del PSOE de quien denunciaron que “están intentando apoyarse en tránsfugas para lograr una moción de censura“.