PP, Cs y Vox rechazan tramitar la ley LGTB y pasan el testigo a la Junta

Las tres fuerzas prefieren esperar al proyecto de la norma que prepara el gobierno autonómico

90

El PP, Cs y VOX rechazaron ayer en una ajustada votación en las Cortes de Castilla y León tramitar una proposición de ley de igualdad y derechos del colectivo LGTB+, impulsada por el PSOE, Podemos y la UPL, porque prefieren esperar al proyecto de ley que prepara la Junta y evitar duplicidades. La viceportavoz socialista Virginia Barcones defendió la necesidad de tramitar esta iniciativa en lugar de esperar al proyecto de ley de derechos de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, anunciado por el Gobierno autonómico, ya que “reproduce lo pactado en la anterior legislatura” por todos los grupos excepto el PP, en referencia a que Cs sí la apoyó el pasado año, cuando estaba en la oposición.

En este sentido, pidió a los procuradores de Cs que votaran a favor de la tramitación como “un último acto de coherencia antes de la desaparición total”, en alusión a los resultados electorales cosechados el pasado domingo por la formación naranja.

Tras Barcones, también para defender la tramitación de esta proposición de ley, intervino la procuradora de Podemos Laura Domínguez, quien aseguró a los representantes de los colectivos LGTB presentes en el debate que velará para que en la futura norma no se introduzca “ni una sola coma que vaya contra” sus derechos, como consecuencia de la presión de “grupúsculos que no tienen por qué opinar” al respecto, en referencia a Hazte Oír.

Posteriormente intervino la portavoz del Grupo Ciudadanos, Carlota Amigo, quien garantizó el compromiso de su partido y del PP para sacar adelante esta legislatura una ley que garantice los derechos de este colectivo, al que envió un mensaje de “tranquilidad” porque “va a salir, salgan las firmas que salgan y presione quien presione” para conseguir lo contrario.

Sin embargo, pidió a la oposición ir “todos a una” para trabajar en un mismo proyecto de ley, que actualmente está abierto a aportaciones en el portal de Gobierno Abierto, pero sin “sectarismos”.

En el caso del PP tomó la palabra la procuradora María del Carmen Sánchez, quien defendió que el proyecto de ley que prepara la Junta es coincidente en un “80 por ciento” respecto a la proposición de ley presentada por la oposición, por lo que pidió que no haya “demagogias” ni “tintes políticos”.

Expertos

Sánchez defendió la necesidad de que la norma incluya también la opinión de “profesionales expertos” en diferentes áreas, sin que se convierta en una “ley a petición de parte”, en alusión a los colectivos LGTB, a quienes aseguró que el proyecto de ley que prepara el Ejecutivo “garantiza plenamente esa igualdad y derechos”, con la aplicación del principio de no discriminación.

En la votación se produjo la anécdota de que una procuradora del PP, la segoviana María Ángeles García, votó a favor de la tramitación, por lo que resultaron decisivos para que no se tramitara tanto la abstención del representante de Por Ávila como el voto negativo del procurador de VOX, Jesús García-Conde, quien ejerció su derecho a explicar el voto.

El representante de VOX comenzó por decir que se sumaba a la condena de la agresión homófoba sufrida por un joven en Palencia que había denunciado el PSOE y que defendía la integración de los chicos homosexuales en las aulas, pero rechazó que la Junta ejerza una “intromisión” en la educación sexual de los alumnos con “talleres”.