Una foto del escritor, Premio Nacional de Poesía en 1983.
Una foto del escritor, Premio Nacional de Poesía en 1983.

Poesía y arte se dan la mano en las IX Jornadas Claudio Rodríguez que se celebran en Zamora hasta el próximo sábado y que en esta edición profundizan en las relaciones entre la rima y disciplinas artísticas como la pintura o la escultura, para lo que toman como ejemplo al poeta zamorano de la Generación del 50 que da nombre al encuentro.

En la inauguración de las jornadas, la viceconsejera de Acción Cultural de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Mar Sancho, ha invitado a releer a Claudio Rodríguez, al que ha definido como «poeta de la honestidad y sin artificios» que ha puesto en valor la palabra.

Sobre el que fue Premio Nacional de Poesía, Premio Castilla y León de las Letras y Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, Sancho ha resaltado que la vinculación entre poesía y arte ya se atisbaba en su obra.

También ha puesto de relieve la idoneidad del lugar para celebrar las jornadas, la Biblioteca Pública de Zamora, ya que en ella se guardan más de cuatro mil archivos vinculados a ese poeta zamorano. Mar Sancho ha expresado la voluntad de la Junta de continuar su apoyo al seminario permanente Claudio Rodríguez que organiza las jornadas, al que apoya «con una vocación importante de seguir sustentando el legado la continuidad de uno de nuestros grandes poetas».

Por su parte, el presidente del seminario permanente Claudio Rodríguez, Miguel Casaseca, ha explicado que las jornadas pretenden reflexionar sobre las relaciones entre arte y poesía, un tema con el que el foro que difunde la obra del poeta zamorano tenía una deuda pendiente después de que en anteriores jornadas hubieran abordado la relación de la poesía con la ciencia o con la música.

Ha sostenido que Claudio Rodríguez dio mucha importancia en su vida a la reflexión estética y era «un enamorado del arte» como demostró el hecho de que durante largas temporadas visitara a diario el Museo del Prado y fuera amigo de artistas con los que colaboró en sus catálogos de exposiciones con poemas y textos en prosa. Algunos de esos de esos versos escritos para obras artísticas se han recogido en ‘Poemas laterales’, un libro recopilatorio de rima de Claudio Rodríguez no recogía en los cinco poemarios principales.