Última sesión del juicio por la muerte por apuñalamiento de un joven de 18 años en León
Jorge Cervantes llega a la Audiencia. / Peio García

Fiscalía y acusación particular mantuvieron ayer sus peticiones de penas de 22 y 20 años de cárcel, respectivamente, para Jorge C.B. al que consideran autor de un delito de asesinato tras causar la muerte a Mario Fuentes, de 18 años, clavándole una navaja de 16 centímetros de hoja, tras una pelea ocurrida durante un botellón junto al pabellón de La Torre de León en mayo de 2021.

Así lo sostuvieron en la última sesión del juicio con jurado popular en la Audiencia Provincial de León. La defensa del acusado -que tenía 21 años en aquel momento- reclamó la libre absolución o, en su caso, que se determine la existencia de un homicidio imprudente.

La fiscal remarcó en su intervención final que “muchos han contado lo mismo, que vieron a la víctima correr y al acusado perseguirle con el arma en la mano, con intención de darle muerte, como finalmente hizo. Le mató con alevosía, de manera súbita, mientras huía, sin que pudiera defenderse. Me cuesta imaginar una situación de mayor indefensión”. “No tenía problemas graves de adicción a ninguna sustancia, llevaba una vida normal y cursaba una carrera universitaria”, añadió en referencia a los argumentos de la defensa que buscan la aplicación de eximentes o atenuantes.

“Le mata y es muy consciente de lo que hace, cuando Mario estaba huyendo. Hay que hacer fuerza para poder romper la costilla de un muchacho de 18 años; hay que clavar muy fuerte. Mario no tuvo ocasión de defenderse, como lo prueba la ausencia de restos. El acusado ha mentido al decir que consumió mucho alcohol y drogas. Además de mentir, interpreta muy bien”, subrayó y recordó que había exhibido e intimidado con la navaja a otras personas en varias ocasiones el día de los hechos.

El acusado hizo uso de su derecho a pronunciar la última palabra antes de la conclusión de la vista para señalar que “todavía le cuesta creer que haya pasado lo que ha pasado”. “No me imagino que haya podido pasar esto. En ningún momento he tenido la intención de acabar con la vida de esta persona y muestro el máximo respeto a su memoria y a su familia”.