Patronal y sindicatos pactan ‘in extremis’ la negociación colectiva

El acuerdo conseguido ayer llega tras once años sin cerrar pactos bilaterales y obliga a que ambas partes dejen de lado pasos insalvables en pro de los convenios colectivos.

2

Patronal y sindicatos lograron ayer un acuerdo ‘in extremis’ que “refuerza y mantiene” la negociación colectiva tras once años sin cerrar pactos bilaterales.

Este pacto, conseguido el último día del plazo que se habían dado ambas partes, fija hasta el 30 de junio el tiempo para recuperar los 39 convenios perdidos por extinguirse el pasado 31 de diciembre, además, en pro del acuerdo final, el documento deja de lado y sujeto a los planteamientos nacionales el aspecto salarial.

Los secretarios autonómicos de UGT y CCOO, Agustín Prieto y Ángel Hernández, y el presidente de Cecale, Santiago Aparicio, rubricaron ayer este documento tras meses de negociación y la decisión por ambas partes de “dejar de lado” cuestiones que “en otras circunstancias no se habrían aceptado”.

Tanto para los sindicatos como para la patronal el acuerdo es “altamente positivo”, ya que posibilita que los convenios colectivos “no decaigan” y “refuerza” además el papel del Serla en su labor de mediación y arbitraje.

En concreto, establece en primer lugar retomar de manera “inmediata” la negociación de los convenios colectivos sectoriales atrasados 39 en total con un plazo de hasta el 15 de junio para su formalización, si en este tiempo no se logra un acuerdo ambas partes podrán someterse a un arbitraje antes del 30 de junio, para lo que se constituirá una comisión de seguimiento.

En segundo lugar, sindicato y patronal fijaron que se comuniquen todos los convenios colectivos sectoriales que se rubriquen en la Comunidad y, por último, se estableció la constitución, en el último trimestre de 2015, de una comisión para elaborar un mapa de actividades económicas sin regulación convencional propia con la finalidad de impulsar los procesos de negociación con el objetivo de que haya un mayor número de empresas y trabajadores amparados por convenios colectivos.

Tanto patronal como sindicatos destacaron que se han visto obligados a ser flexibles para poder cerrar una negociación de estas características tras 11 años sin alcanzar un pacto bilateral entre ambas partes, en concreto desde el 26 de marzo de 2004, con lo que se abre la puerta a “un nuevo entendimiento”.

Difícil

Así, el presidente de Cecale reconoció que “no ha sido fácil” conseguir un acuerdo de estas características, ya que cada organización tiene una “líneas rojas”, en muchos casos “difíciles de salvar”, por lo que se ha hecho un “esfuerzo importante” en la negociación colectiva.

“Esperamos que este sea un punto de inflexión en las relaciones bilaterales con el fin de aprobar importantes proyectos en materia económico y social”, aseveró Aparicio.

En este sentido, Ángel Hernández insistió en la relevancia de este acuerdo ya que los convenios colectivos son un “elemento de unidad” en el mercado salarial y laboral, por lo que avanza en la búsqueda de soluciones para empresas y trabajadores que carecen del mismo. Así, el líder de CCOO reseñó la importancia mediadora del Serla que ofrecerá la “garantía” para lograr el cierre de todas las negociaciones.

“El bolígrafo de hace 11 años le he tirado porque estaba como la mojama”, señaló Hernández en referencia al ‘bloqueo’ de negociaciones, tras lo que reconoció que esta rúbrica supone un “paso adelante” a pesar de haber dejado de lado la regulación salarial a la espera de una negociación nacional más amplia.

Por último, Agustín Prieto consideró que el acuerdo es un “buen elemento” para lograr que los convenios “no decaigan”, tras lo que confió en que a partir de ahora se avance en la consecución de pactos bilaterales circunscritos fuera del ámbito del Diálogo Social con la mediación de la Junta de Castilla y León.