Otro pueblo confinado en Castilla y León: San Pedro de Latarce

La Consejería de Sanidad confina perimetralmente desde este martes y durante 14 días al municipio vallisoletano, de menos de 500 vecinos

La Consejería de Sanidad de Castilla y León ha confinado perimetralmente desde este martes y durante 14 días al pequeño municipio vallisoletano de San Pedro de Latarce, de menos de 500 vecinos, ante el aumento de los casos por Covid-19, con 47 positivos, y la situación de transmisión comunitaria en la que se encuentra.

Es un confinamiento que no ha pillado de sorpresa a los vecinos que ya se esperaban la medida en un pueblo que este martes ha amanecido, como desde hace una semana, “desangelado y sin un alma por la calle”, por un incremento “inexplicable” de casos, que ya puso en alerta a la población hace unos días.

Como ha explicado a Efe el alcalde de este municipio de casi 500 habitantes, Gonzalo Domínguez, en estos momentos son 47 los positivos por Covid-19, la mayoría de ellos con una sintomatología “muy leve”, aunque tres de ellos han tenido que ser hospitalizados.

“No me lo explico, llevamos una semana encerrados en casa, está todo cerrado en el pueblo y no hemos hecho celebración de ningún tipo”, ha resumido el regidor, quien ha incidido en que el municipio no posee grandes establecimientos ni infraestructuras, como residencias de mayores o supermercados.

Domínguez ha precisado que los cuatro bares del pueblo decidieron hace una semana “echar el cerrojo” ante los positivos que se estaban confirmando en el pueblo, aunque la medida pudo haber llegado tarde, ya que estos establecimientos son el único punto de encuentro entre los paisanos de esta localidad.

El alcalde ha explicado que la consejera de Sanidad, Verónica Casado, le ha trasladado un mensaje de “tranquilidad” ante este confinamiento y le ha recordado las medidas de estricto cumplimiento para frenar la incidencia de la pandemia, como son el lavado de manos, la distancia interpersonal y el uso de la mascarilla.

Una orden de la Consejería articula este confinamiento perimetral desde este martes, similar al que ya tienen otros nueve municipios de la Comunidad con unos 300.000 vecinos afectados en total.

Aunque es un pequeño municipio, Castilla y León ha decidido, dentro de sus competencias, aplicar las mismas medidas que prevé la orden del Ministerio del pasado 30 de setiembre para las ciudades de más de 100.000 habitantes que tengan una incidencia superior a 500 casos por 100.000, un 10 por ciento de positivos en los test en dos semanas o que los pacientes con Covid-19 sean más del 35% en las ucis.

En este caso aunque son 47 los positivos en el municipio, que extrapolados a los 100.000 darían una tasa desorbitada, el problema es, según indica la Consejería en la orden, que hay transmisión comunitaria y no se pueden rastrear los contactos.

En estos momentos están confinados León, Palencia, San Andrés de Rabanedo, en el alfoz de la capital leonesa, Miranda de Ebro, en Burgos y Medina del Campo, Íscar y Pedrajas, en Valladolid.

Y además Carpio, en Valladolid, y Sotoserrano, en Salamanca, que este martes cumplen los 14 días y que en principio saldrán del confinamiento, si los datos se mantienen, según indicó el jueves la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

Al pequeño municipio de San Pedro de Latarce se aplicarán las mismas medidas de la citada orden del Ministro de Sanidad, que son nueve, entre ellas la restricción de la entrada y salida en el municipio, limitación a seis personas en la participación de agrupaciones y limitaciones de aforos y horarios en el desarrollo de determinadas actividades en ámbitos.