Otras citaciones ensombrecen el nombramiento de Emilio Orejas

El nuevo presidente de la Diputación pide disculpas por lo que “se ha hecho mal”.

9

La citación de cuatro trabajadores de la Diputación de León para declarar en la Audiencia Nacional dentro de la ‘Operación Púnica’ ensombreció ayer el nombramiento de Emilio Orejas como nuevo presidente de la institución provincial en sustitución de Marcos Martínez, en prisión por un presunto delito de corrupción.

Estas citaciones fueron dadas a conocer a los medios de comunicación por el diputado no adscrito Matías Llorente, quien explicó que los trabajadores ya recibieron la notificación y acudirán a declarar la semana próxima. En concreto son Pedro Vicente García, alcalde de Puebla de Lillo y exdiputado de Turismo; Ovidio Altable, jefe de Turismo de la Diputación; el viceinterventor Diego Armesto y una técnico del área de Intervención, Ana Ampudia.

Los cuatro, con excepción del viceinterventor, que lleva apenas unos días en su puesto, “tienen relación directa con la Estación Invernal de San Isidro”, dijo Llorente, una de las áreas que investiga la Audiencia Nacional dentro de la trama corrupta de adjudicaciones y comisiones ilegales que mantiene también imputado y en libertad bajo fianza de 30.000 euros al interventor de la Diputación de León, Jesús López.

Por otra parte, el nuevo presidente de la institución provincial, Emilio Orejas, pidió disculpas en su discurso por “las cosas que se han hecho mal” y por “las conductas impropias que han machado el nombre” de la Diputación y de la provincia.

Reputación

Orejas aseguró que la Diputación vive “tiempos difíciles” y que por eso es “el momento” de señalar su compromiso con el cargo para que todas las actuaciones de la Institución provincial “estén guiadas por los principios de claridad, eficiencia y austeridad”.

El nuevo presidente agregó también que “son tiempos complicados y difíciles” para la provincia de León desde el reconocimiento de que “unos pocos han manchado la reputación de la mayoría” y de que tanto en el PP y en como en otros partidos hay “ejemplos nefastos de lo que no puede ser el servicio público”.

El nuevo presidente, el tercero en lo que va de legislatura tras el asesinato de Isabel Carrasco y el encarcelamiento ahora de Martínez, manifestó su “compromiso leal y sincero” con los pueblos basado en la “convicción de la importancia del municipalismo como herramienta de bienestar y prosperidad”.