Ocho municipios apoyan la moción de la Región Leonesa

Varias localidades de la provincia de León reivindican el derecho a formar la nueva comunidad

156
Pancarta desplegada en el pleno del Ayuntamiento de León durante la votación.
Publicidad

El pulso del leonesismo sigue y ya son ocho municipios los que piden la autonomía para la Región Leonesa (León, Salamanca y Zamora), por medio de mociones que ayer fueron apoyadas por concejales de varios partidos, incluidos del PP y Ciudadanos.

Este hecho llevó al presidente nacional del PP, Pablo Casado, ha anunciar “contundencia” interna contra los concejales que respalden con su voto las mociones que demandan la Autonomía para León.

La moción que Unión del Pueblo Leonés (UPL) está presentado en los municipios recoge que la “Región Leonesa tiene derecho a constituirse en comunidad autónoma, instando a las Cortes autonómicas a iniciar los trámites para la consecución de la autonomía de la Región Leonesa de las tres provincias que lo conforman León, Zamora y Salamanca”.

En los últimos días los ayuntamientos de León, Matadeón de los Oteros, Crémenes, Cabrillanes, Castrocontrigo, Valderrey y ayer Santa María del Páramo y Cuadros ya votaron favorablemente la moción en sus respectivos plenos obteniendo incluso el apoyo del PP en tres de ellos (Matadeón, Crémenes y Cabrillanes) y de uno de sus dos concejales en Cuadros, donde se dio la particularidad de que fue Podemos el partido que la presentó, al no contar con representación la UPL.

Una moción que se está aprobando en la práctica totalidad de los ayuntamientos en los que se presentó, a excepción de San Justo de la Vega, donde fue presentada por independientes, sobre todo si se tiene en cuenta que son municipios gobernados en la mayoría de los casos por UPL.

Localidades

Este es el caso de Matadeón, donde la UPL ostenta la mayoría y contó para apoyar la moción con los dos concejales populares sin más representación política.

En Cabrillanes, la formación leonesista también posee la Alcaldía gracias a su mayoría absoluta de cuatro concejales, que también contaron con el voto afirmativo a la moción del edil del PP y el voto en contra de los dos concejales socialistas.

Por su parte, en el Ayuntamiento de Crémenes, los leonesistas gobiernan en coalición con la Agrupación de Electores Independientes (AEI), ostentando también la mayoría con cuatro concejales y en donde se repitió el apoyo de los dos ediles del PP, mientras que la única representante del PSOE se abstuvo.

El caso de Valderrey es distinto ya que, mientras en el resto de ayuntamientos donde se aprobó la moción la UPL gobierna con mayoría absoluta, en coalición o ayuda a sostener al equipo de gobierno, en esta localidad ni tan siquiera tiene representación.

Así, la moción fue presentada el sábado por la agrupación Ciudadanos Rurales Agrupados (CRA) que gobierna en Valderrey con mayoría absoluta y que hizo suya la petición de UPL. Una moción que fue secundada por los cuatro concejales del CRA y la concejala no adscrita y con la oposición del concejal del PP y del PSOE.

Por su parte, el Pleno del Ayuntamiento de Santa María del Páramo que preside la leonesista Alicia Gallego, votó ayer la moción, que contó con los ‘síes’ de los siete ediles de la UPL y el voto en contra de los tres concejales populares y el único edil socialista.

Aunque, sin duda alguna, el espaldarazo más importante ha sido la aprobación de la moción en el Ayuntamiento de León con el apoyo explícito del PSOE y su alcalde, José Antonio Diez.

Un ayuntamiento de capital de provincia en el que se centró el mayor debate entre los partidos y en donde UPL sostiene con sus ediles, aunque sin pacto de gobierno, al alcalde socialista.

El pasado viernes el Pleno del Ayuntamiento de León aprobaba la moción presentada por UPL con los votos a favor del PSOE y del concejal electo por Podemos, Nicanor Pastrana, suspendido cautelarmente de militancia por la formación ‘morada’ desde el pasado 16 de noviembre por llegar a un acuerdo de gobierno con los socialistas en contra de la decisión del partido.

Una circunstancia que hizo que la dirección autonómica de Podemos se haya desmarcado de esta moción, al considerar que es un apoyo que “no corresponde a Podemos, sino a una decisión particular de ese concejal”.

Una moción que ha sido muy criticada por Ciudadanos y que tampoco está respaldada por el PSOE federal ni autonómico.