Datos de siniestralidad laboral y gravedad desde 2012.
Datos de siniestralidad laboral y gravedad desde 2012.

La Estrategia de Seguridad, Salud y Bienestar 2023-2025 apuesta por la creación de nuevas líneas económicas “de fuerza”; visitas relámpago “a iniciativa”; sellos distintivos y un “buzón centinela”, así como por acabar con el “aislamiento histórico” del medio rural laboral en esta materia y “tratar con justicia e igualdad a todos los trabajadores y empresas”. El documento elaborado por la Consejería de Industria, Comercio y Empleo también apunta a diseñar las acciones preventivas atendiendo a las particularidades de cada una de las provincias de la Comunidad.

La nueva hoja de ruta para luchar contra esta lacra en la Comunidad del departamento que dirige Mariano Vegazones se marca cinco objetivos generales y 25 específicos a lograr a través de la programación de un centenar de acciones.

El primer objetivo pretende introducir cambios en las condiciones de trabajo para evitar o minimizar los riesgos laborales, interviniendo en la siniestralidad con nuevas líneas de ayudas, que permitirán desde la adquisición de nuevos medios, equipos y herramientas, la formación, proyectos y estudios y la eliminación de elementos con amianto, entre otras.
La Junta incluye también en este objetivo labores de vigilancia, y anuncia “visitas relámpago a iniciativa” en las que “se actúa cambiando de forma inminente una o varias condiciones mediante extensión de informe rápido. “Una visita un cambio”, aclara.

Asimismo se incluye el desarrollo de un plan específico de acción sobre el sector agrario para “mejorar las condiciones de trabajo y fomentar el bienestar de los trabajadores, con la participación de los agentes intervinientes en el sector”.

Este primer gran eje también incluye medidas de formación de riesgos laborales, entre las que destaca la dirigida a colectivo desfavorecidos, directamente o a través de otras entidades. Asimismo, se contemplan actuaciones sobre el tratamiento de los datos estadísticos sobre siniestralidad, y medidas para optimizare la actividad técnica de las Áreas de Seguridad y Salud Laboral y los servicios centrales.

El segundo objetivo pasa por contextualizar las acciones preventivas a las características propias de cada provincia. Al respecto, se incluyen análisis estadísticos de las necesidades provinciales; una mejora de la participación de cada territorio en la prevención de riesgos laborales; y adaptar también la formación y la divulgación. Cabe destacar la apuesta, como tercer objetivo, por orientar la prevención de riesgos laborales “hacia la salud positiva y el bienestar laboral”, con el establecimiento de un programa de asesoramiento para implantar planes de bienestar laboral. Asimismo, se crearán sellos distintivos para “reconocer a las empresas con entornos seguros y saludables” (‘empresa cardiosaludable’ y ‘sello castellano y leonés de movilidad segura en la empresa’).

El cuarto eje de acción, se marca como objetivo de promover y difundir la cultura de la prevención de riesgos laborales en toda la sociedad. La Consejería de Industria, Comercio y Empleo apuesta por la participación de la ciudadanía en la prevención de riesgos laborales y creará un “buzón centinela” por el que se podrán comunicar situaciones de riesgo para una actuación inmediata de la Administración.

El quinto eje de actuación apunta a la colaboración entre los colectivos activos en materia de seguridad, salud y bienestar. Al respecto, asegura que pretende elevar la “participación y diálogo” con las asociaciones empresariales y sindicatos. En concreto, impulsará la “participación de los representantes de los trabajadores en materia de prevención de riesgos laborales durante la realización de las visitas técnicas a las empresas por parte de los técnicos de las Áreas de Seguridad y Salud Laboral de las Oficinas territoriales de Trabajo.