lechazo aranda
Lechazo de Aranda de Duero. / EFE - PACO SANTAMARÍA

La Asociación de Hosteleros de Aranda y la Ribera (ASOHAR) ha informado este martes de la creación de una marca propia para el lechazo asado de esa zona burgalesa, que pretende resaltar la calidad y diferenciación de este plato gastronómico tradicional.

La marca ‘Lechazo Asado de Aranda de Duero‘ nace con un reglamento que deberán cumplir los establecimientos que se adhieran y que especifica las condiciones de la materia prima que se debe utilizar, el sistema de elaboración y las características del producto.

En este sentido, se recomiendan lechazos de las razas churra, ojalada o castellana, nacidos y criados en las provincias de Burgos, Segovia, Palencia, Soria o Valladolid y que cuenten con algún tipo de certificación de calidad de producto.

Asimismo el reglamento señala que en el asado se utilizarán ‘cuartos’ de lechazo de peso medio fresco entre 1,200 y 1,300 kilos, sacrificado un máximo de 6 días antes del consumo, así como agua y sal.

También se fijan las condiciones que deberán tener los hornos, “de tipo tradicional”, la leña a utilizar para ser calentados (encina y roble), el uso de tarteras tradicionales de barro como recipientes, detallando incluso su tamaño y todos los pasos a cumplir durante el proceso de asado de los cuartos de lechazo.

Por último se describe cómo deberá ser presentado a los comensales y las características que debe mostrar este plato gastronómico en cuanto a aromas, gusto o presencia, recalcando que no estará permitido el recalentamiento.

Hasta el momento son una decena los establecimientos que han mostrado su interés en adherirse a la nueva marca ‘Lechazo Asado de Aranda de Duero’, según ha confirmado a EFE la secretaria de la Asociación de Hosteleros, Isabel Berdón.

Todos ellos se están sometiendo ya a auditorías externas que confirmarán que cumplen las normas del reglamento.

Los establecimientos adheridos deberán presentar un distintivo en la fachada y usarán el nombre y logotipo de la marca en tarteras, menús, folletos y elementos similares.

Las inscripciones a la marca serán renovadas automáticamente cada tres años, previa comprobación de que no han variado las circunstancias que han dado lugar a dicha inscripción.

Desde la asociación de hosteleros se insiste en que con la marca ‘Lechazo Asado de Aranda’ se pretende asegurar y controlar la calidad de un plato “estrella de la gastronomía local” y que se identifique el apellido de Aranda de Duero con garantía de calidad.