mercadona apoyo caritas segovia
Cáritas Segovia es una de las entidades beneficiarias. / EL ADELANTADO

La compañía de supermercados físicos y de venta online Mercadona ha donado 1.437 toneladas de productos en 2020 a comedores sociales, bancos de alimentos y otras entidades benéficas de Castilla y León. Esta cantidad significa un aumento del 35% de las aportaciones de alimentos y otros productos a entidades sociales respecto al año anterior, como consecuencia de la crisis sanitaria y económica actual.

Estas donaciones son el equivalente a más de 24.000 carros de la compra y se realizan a través de la colaboración con los Bancos de Alimentos de las 9 provincias de Castilla y León, así como con los 34 comedores sociales y otras entidades sociales y organizaciones benéficas regionales.

Además, en 2020 Mercadona ha mostrado su apoyo con donaciones adicionales a lo largo del año como las realizadas entre otros, con Cruz Roja de Valladolid y León, a quienes se donaron más de 14.000 unidades de productos de puericultura o con Cáritas, con quien un año más se realizó la entrega de un cheque solidario por importe de 6.000 € para colaborar en el desarrollo del concierto de carácter benéfico ‘Oratorio de Navidad’, en el que participa junto con RTVCYL y la Fundación EME.

Mercadona, dentro del compromiso de compartir con la sociedad parte de cuanto recibe de ella, desarrolla el Plan de Responsabilidad Social, que atiende el componente social y ético a través de distintas líneas de actuación sostenibles que refuerzan su apuesta por el crecimiento compartido. Como parte de esta política, Mercadona colabora con más de 290 comedores sociales, 60 bancos de alimentos y otras entidades sociales de toda España y Portugal, a los que dona diariamente y participa en las campañas de recogida de alimentos que dichas entidades organizan. De hecho, en 2020 la compañía ha donado a todas estas entidades y organizaciones un total de 17.000 toneladas de alimentos, 15.800 en España y 1.200 en Portugal, cantidades que se han ido incrementado desde que la compañía tomase la decisión de reforzar los procesos de donación de productos de primera necesidad a los Comedores Sociales y Bancos de Alimentos con los que venía colaborando habitualmente.

Igualmente, Mercadona colabora estrechamente con 32 fundaciones y centros ocupacionales en la decoración de sus tiendas con murales de trencadís, elaborados por más de 1.000 personas con distintos grados de discapacidad.

Otra línea estratégica del Plan de Responsabilidad Social de Mercadona es la sostenibilidad medioambiental. Para ello, Mercadona cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental propio, basado en los principios de la Economía Circular y enfocado a la optimización logística, la eficiencia energética, la gestión de residuos, la producción sostenible y la reducción de plástico. En ese sentido, destaca que Mercadona, junto a sus Proveedores Totaler, trabaja en la Estrategia 6.25 para conseguir en 2025 un triple objetivo: reducir un 25% de plástico, que todos los envases sean reciclables, y reciclar todo el residuo plástico. Además, trabaja en el Proyecto de Distribución Urbana Sostenible y la mejora de la calidad del aire en las ciudades mediante camiones y furgonetas propulsados por tecnologías más limpias y eficientes.