8 2kama WEB
Los equipos de vacunación se desplazan a las residencias de mayores para aplicar la tercera dosis./ KAMARERO

La Junta de Castilla y León relajará a partir de la próxima semana las medidas de prevención y los protocolos covid-19 establecidos en las residencias de mayores y personas con discapacidad, coincidiendo con las fechas en las que se completará la administración de la tercera dosis de la vacuna a los residentes.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades del Gobierno regional, Isabel Blanco, ha anunciado a preguntas de los periodistas en Zamora esa flexibilización a la que se había comprometido con las personas que viven en las residencias y sus familias cuando se completara la tercera dosis.

La próxima semana ya estarán vacunados con la tercera dosis “la práctica totalidad de residentes“, salvo alguna excepción de personas con muchas patologías a las que la vacuna puede no resultarles compatible.

Por ello, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades trabaja ya en esa flexibilización y “lo más posible es que a lo largo de la semana que viene” se actualice la guía de actuaciones en los centros residenciales en la que se fijan las medidas anticovid-19.

Eso permitirá liberar espacios que ahora son utilizados para las visitas de familias, como comedores o aulas de talleres y terapias, lo que contribuirá a que “la vida del centro se vaya normalizando y recuperando también otra seria de actividades“.

Se trata de uno de los últimos servicios en los que se mantenían medidas restrictivas para controlar la pandemia en la Comunidad, ya que desde el pasado 21 de setiembre Castilla y León está en nivel de “riesgo controlado“, sin aforos ni horarios en el comercio, hostelería, ocio nocturno y otros establecimientos.