El presidente de la Junta, durante la conferencia de presidentes./ EFE
Publicidad

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, pidió ampliar el techo de gasto para que las comunidades puedan endeudarse más en un escenario de déficit de al menos el 2 por ciento del PIB y solicitó un fondo no reembolsable para los gobiernos autonómicos de cara a 2021 para financiar la sanidad, la educación y los servicios sociales.

En la reunión de la Conferencia de Presidentes celebrada en San Millán de la Cogolla (La Rioja), el presidente de Castilla y León indicó que debe ser en el Consejo de Política Fiscal y Financiera que, según anunció Pedro Sánchez se celebrará en septiembre, donde se fije de forma multilateral un nuevo escenario de déficit que permita a las comunidades endeudarse más.

“Hay que ampliar el techo de gasto de las comunidades, anticipar las entregas a cuenta y definir el escenario de déficit para las comunidades, sin privilegios y de forma multilateral”, declaró el presidente, quien criticó los acuerdos bilaterales porque “no son el camino adecuado” y “ahondan en la desigualdad”.

16.000 MILLONES

Además, pidió un nuevo fondo no reembolsable para 2021, con criterios que garanticen la cobertura del coste real de la prestación de los servicios públicos y cuya cuantía debería ser superior a los 16.000 millones del fondo Covid-19 que el Gobierno ha aprobado para este año.

Pero, además de la cuantía de ese fondo, lo más importante es que los criterios para su reparto deben ser distintos a los aplicados hasta ahora, ya que han sido “dispares” y han ido cambiando, dijo Fernández Mañueco.

Para su reparto, el presidente de Castilla y León señaló que un punto de partida podría ser los que se aplican para la financiación autonómica, “aunque tampoco son del agrado de las comunidades”, recordó.

 

mañueco defendió la necesidad un compromiso firme con el desarrollo rural y la Política Agraria Común

 

Respecto al reparto de los fondos europeos, el presidente de Castilla y León puso de manifiesto que uno de los criterios de reparto debe ser la lucha contra la despoblación y el reto demográfico y pidió que se aprovechen la llegada de esos fondos para superar desequilibrios territoriales.

Insistió en que el criterio poblacional no puede ser el único ya que son necesarios otros como la dispersión que encarece la prestación de los servicios o el envejecimiento poblacional.

Fernández Mañueco defendió además que esos fondos se destinen a la necesaria transformación digital y a una transición energética justa, especialmente en comunidades como la de Castilla y León que más han sufrido con el cierre de centrales térmicas y de minas.

Recordó que la Comunidad tiene “experiencia” en la gestión de fondos europeos y ha defendido la necesidad de mantener un compromiso firme con el desarrollo rural y la Política Agraria Común.

UNA COBERTURA JURÍDICA

En materia sanitaria, Mañueco instó al Ejecutivo central a que facilite lo antes posible un instrumento jurídico para que las comunidades autónomas puedan ordenar confinamientos de personas de manera rápida, ágil e inmediata de determinadas zonas geográficas y no solo de personas determinadas.
“Entre lo de ahora y el Estado de Alarma puede haber un instrumento jurídico para confinar edificios, barrios o determinadas zonas si es necesario”, señaló Mañueco, quien apostilló que Pedro Sánchez ha mostrado ciertas dudas jurídicas sobre esta posibilidad.

Además, pidió un calendario de vacunación único para la gripe, la neumonía y la vacuna del Covid-19 cuando esté lista y ha anunciado que Castilla y Leon cuenta con 600 rastreadores para detectar contagios de coronavirus, y está formando a otras cien personas más.

 

el presidente afirmó que “estamos a las puertas de una segunda oleada y hay que dar una respuesta ágil y eficaz”

 

Mañueco valoró la puesta en marcha de una aplicación informática para avisar, de forma anónima, a todas aquellas personas que han estado en contacto con un positivo para controlar los brotes y reclamó mejores mecanismos de coordinación entre el Estado y las comunidades para actuar en la lucha contra el coronavirus.

Además solicitó un plan de choque “porque estamos a las puertas de una segunda oleada y es necesario dar una respuesta ágil y eficaz”.

Finalmente, Fernández Mañueco ofreció la ciudad de Salamanca para acoger una próxima Conferencia de Presidentes presencial y apostó por la necesidad de que se desarrollen trabajos previos a estos encuentros para evitar que sean meros monólogos.